El mundo superó los 200 millones de contagios de covid-19, según un recuento de la AFP este jueves a partir de balances oficiales de la pandemia, que vuelve a propagarse con fuerza en varias partes del planeta, especialmente en Asia y Australia.

Las autoridades de Melbourne anunciaron el sexto confinamiento para esta ciudad y Sídney registró una cifra récord de nuevos casos de coronavirus, mientras Australia trata de controlar la virulenta variante delta del virus.

Tras el inicio de la medida en el estado de Victoria (sudeste), cuya capital es Melbourne, a las 20:00 locales (10:00 GMT), más de la mitad de la población de 25 millones de habitantes de Australia vuelve a estar confinada.

En Tailandia, las morgues atestadas de víctimas de covid-19 alquilan contenedores refrigerados para almacenar los cuerpos, todo ello en medio del agotamiento del personal sanitario y médico.

Publicidad

“La sobrecarga física y mental es muy alta (...), algunos miembros de nuestro personal se desmayan. Estamos al límite de nuestra capacidad” afirma Thanitchet Khetkham, empleado en el depósito de cadáveres del hospital de la universidad de Thammasat, al norte de Bangkok.

Este jueves se han registrado unos 21.000 nuevos casos, algo nunca visto desde el inicio de la crisis sanitaria, y 160 muertos, en su gran mayoría en Bangkok.

En Japón, Tokio anunció el jueves un récord de casos de covid-19 con más de 5.000 infecciones diarias y el gobierno debe extender las restricciones a ocho departamentos japoneses adicionales, tres días antes del final de los Juegos Olímpicos.

“Las infecciones se propagan a un ritmo que nunca antes habíamos experimentado”, señaló el primer ministro Yoshihide Suga con motivo de una reunión de su gobierno sobre la crisis sanitaria.

Desde mediados de junio se ha registrado un aumento de 68% en el número de casos diarios en el mundo, que pasaron de 360.000 a más de 600.000, principalmente a raíz de la propagación de la variante delta.

De su lado, los decesos en el mundo (actualmente 9.350 por día) aumentaron un 20% desde principios de julio, cuando las cifras habían bajado a 7.800 muertes por día.

Publicidad

En total, la pandemia de nuevo coronavirus ha provocado oficialmente al menos 4,25 millones de muertos en el mundo desde su aparición a finales de 2019, según un recuento de la AFP a partir de fuentes oficiales.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que el balance real podría ser dos o tres veces más elevado.

EE. UU. se abre, China se cierra

Estados Unidos, cuyas fronteras continúan cerradas para numerosos viajeros extranjeros, planea reabrirlas para las personas totalmente vacunadas, indicó el miércoles un responsable de la Casa Blanca.

Washington quiere una reapertura para extranjeros “de una forma segura y sostenible”, dijo el funcionario pero sin especificar fechas. La apertura seria en fases y, con limitadas excepciones, para todos los extranjeros “totalmente vacunados”, afirmó.

Washington estableció el 26 de julio que mantenía las restricciones a los arribos del exterior dejando de lado las peticiones europeas.

La Unión Europea reabrió en junio el ingreso desde Estados Unidos exigiendo certificados de vacunación o test negativos debido a la presión de países altamente dependientes del turismo como Grecia, España e Italia, que temen otro año de dificultades.

En ese sentido, Francia anunció este jueves un dispositivo que permitirá a los turistas vacunados afuera de la UE obtener un pasaporte sanitario (test covid negativo reciente, certificado de vacunación o certificado de restablecimiento tras haber contraído la enfermedad), necesario para entrar en los lugares de entretenimiento y cultura, y muy pronto en muchos otro lugares (restaurantes, transportes, hospitales...).

¿Cuáles son los nuevos síntomas del COVID-19?

COVID-19: ‘La tercera dosis aumenta los anticuerpos entre 5 y 10 veces’, dice Pfizer

A la inversa del movimiento de apertura en Occidente, China anunció el endurecimiento de las restricciones para los viajes al extranjero de sus ciudadanos, en momentos en que el gigante asiático también enfrenta un resurgimiento de la epidemia.

Por otra parte, Estados Unidos rechazó el miércoles el llamado de la OMS a una moratoria de los refuerzos al menos hasta finales de septiembre, al estimar que su país “no necesitaba” elegir entre administrar una tercera dosis a sus ciudadanos o donar vacunas a las naciones pobres.

El presidente francés Emmanuel Macron confirmó este jueves que su gobierno se preparaba para organizar una campaña de refuerzo vacunatorio en septiembre para “las personas mayores y las más vulnerables”.

Desigualdades

La OMS considera que la moratoria permitiría llegar a la vacunación de 10% de la población mundial a fines de septiembre.

“Necesitamos cambiar las cosas urgentemente para que la mayoría de vacunas dejen de ir a los países ricos y vayan a los países pobres”, declaró su director general Tedros Adhanom Ghebreyesus.

El jefe de la agencia de la ONU denuncia desde hace meses la desigualdad que ha hecho que de más de 4.000 millones de dos inyectadas en el mundo, el 80% fueron aplicadas en los países de ingresos altos o medios, que representan menos del 50% de la población mundial. (I)