A sus 37 años es la octava persona con más dinero en el mundo, según Forbes, gracias a Facebook, la red social que creó hace 17 años y que sigue siendo la de más usuarios a nivel global.

Sin embargo, con el paso del tiempo, Mark Zuckerberg cada vez tiene que responder a más cuestionamientos y querellas legales por su plataforma y la influencia que puede llegar a tener en diferentes circunstancias.

Este semana se publicaron los llamados Facebook Papers (papeles de Facebook), una filtración que asegura que la empresa antepone sus ganancias a la seguridad y a la veracidad de la información. Esto es algo que Zuckerberg ha vuelto a desmentir.

Mark Zuckerberg creó Facebook en el año 2004.

Una exingeniera de Facebook, Frances Haugen, indicó que el gigante de las redes sociales era consciente de los efectos nocivos que sus servicios producían en algunos de los adolescentes que los utilizan, según su propia investigación interna. No obstante, en la empresa tecnológica dicen que ella no manejaba información que supuestamente mostraría esto.

Publicidad

“Las críticas de buena fe nos ayudan a mejorar, pero mi opinión es que estamos viendo un esfuerzo coordinado para usar selectivamente documentos filtrados para pintar una imagen falsa de nuestra empresa (...). La realidad es que tenemos una cultura abierta que fomenta la discusión y la investigación sobre nuestro trabajo para que podamos avanzar en muchos temas complejos que no son específicos de nosotros”, ha dicho en su defensa Zuckerberg.

María Dolores Brito, profesora de la Universidad San Francisco de Quito y experta en comportamiento digital, recuerda que esta red nació en un contexto universitario, creada por Zuckerberg en 2004 para conectar a estudiantes. Luego creció por la sencillez de su dinámica e interacción, superiores a otras redes que dominaban en ese entonces, como MySpace o Hi5 (a finales de los años 2000).

La red social fue creciendo hasta llegar a los más de 2.900 millones usuarios, lo que la mantiene aún como la reina de estas plataformas.

Ya para la segunda década de este milenio, Zuckerberg era el nuevo líder de la tecnología que permitía la interacción entre personas separadas geográficamente. Pero 17 años después la empresa enfrenta, quizá, su mayor crisis, ahora que 17 organizaciones de noticias de Estados Unidos publican más documentos sobre sus problemas, que incluyen las dificultades para regular los mensajes de odio y de desinformación y continuas citaciones a los parlamentos de Estados Unidos y Reino Unido; además de ser el objetivo, junto con otras empresas tecnológicas, como Google o Amazon, de leyes para limitar su poder económico y de influencia, especialmente en Europa.

Publicidad

Así, el director y propietario de Facebook ha acudido a diversas audiencias para enfrentar acusaciones que incluyen la de hacer poco para detener la influencia que pueden tener los mensajes de odio o radicalismo. También es acusado por legisladores y líderes de opinión de no hacer lo suficiente para evitar la proliferación de publicaciones de autores o sitios que buscan desinformar.

Ya en 2018 Facebook vivió también una gran crisis cuando se publicó que la empresa Cambridge Analytica —recuerda BBC — había usado un test de personalidad en la red social que derivó en acusaciones de robo de datos, interferencia política y chantajes con prostitutas. Los datos fueron usados después para manipular psicológicamente a los votantes en los comicios de EE. UU. de 2016, en los que Donald Trump ganó la elección presidencial. La empresa pidió disculpas y hasta perdió dinero.

En ocasiones se ha criticado el uso de algoritmos que terminan encerrando al usuario en una burbuja en la red al determinar qué ve, tomando en referencia las cosas que más le gustan o que apoya para que interactúe. Algo que fomenta la polarización y otros contenidos que se podrían considerar tóxicos, según exempleados de la firma.

Sin embargo, en un escenario que enfrenta periódicos problemas de relaciones públicas, solo en el tercer trimestre de 2021, Facebook reportó ganancias por más 9.000 millones de dólares, 17 % más que el año anterior. Adicionalmente, según CNN, las personas que utilizan alguna de las aplicaciones de la empresa (Facebook, Instagram y WhatsApp) han aumentado a más de 6.100 millones, de acuerdo con datos del reporte de 2021 de Hootsuite.

Publicidad

Lo único que podría, hasta ahora, hacer mella en su poderío, según expertos, es que con el avance de la tecnología vayan apareciendo temas como las nuevas reglas de seguimiento de Apple, que avisa y pide permiso a los usuarios de sus dispositivos para que la aplicación rastree su comportamiento y use sus datos personales para ofrecerlo a anunciantes. Facebook ya ha dicho que este tipo de acciones podría afectar su modelo de negocio, disminuyendo la precisión de la orientación de los anuncios, mayores costos para anunciantes y más complejidad para medir resultados, según dijo la propia directora de Operaciones de la empresa, Sheryl Sandberg.

Para Brito, al final, es importante combinar los controles y regulaciones de la plataforma, que ya los hace en temas como informaciones sobre el COVID-19, con una mayor responsabilidad de los usuarios en el uso de estas redes y la información que se sube a ellas.

El CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, con un dispositivo de realidad virtual.

Pero no todo es negativo, ya que en la búsqueda de nuevos servicios Facebook invertirá más en Facebook Reality Labs, para dar mayor impulso a la realidad virtual y aumentada, algo que ya ha interesado a muchos inversores.

“Estoy entusiasmado con nuestra hoja de ruta, especialmente en torno a los creadores, el comercio y ayudar a construir el metaverso”, ha dicho sobre esto Zuckerberg. (I)