La matanza en la escuela primaria de Uvalde, Texas que dejó 21 muertos, entre 19 niños y dos profesoras, levantó una polémica en Estados Unidos por la legalidad de las armas de fuego y la lenta respuesta de la policía ante la alerta.

Ahora, las familias de las víctimas que murieron en la Robb Elementary School han tomado una acción legal contra la Policía de la ciudad de Uvalde, el Jefe de Policía Arredondo, el departamento del alguacil, Texas Rangers, el Departamento de Seguridad Pública y la Patrulla Fronteriza de Texas, además del fabricante del arma y el local que se la vendió al asesino, Salvador Ramos.

El abogado civil, Charles Bonner, explicó a la prensa que la demanda será oficializada en septiembre, cuando acabe la investigación sobre el tiroteo. “Lo que tenemos la intención de hacer para ayudar a servir a esta comunidad y eso es presentar una demanda de derechos civiles de $27 mil millones de dólares bajo nuestra Constitución de los Estados Unidos, única en su tipo en todo el mundo”, aseguró Bonner.

Publicidad

Manifestantes en la Escuela Elemental de Robb en Uvalde, Texas,donde hubo un tiroteo, el 28 de mayo de 2022. EFE/EPA/Tannen Maury Foto: TANNEN MAURY

En la lista de los responsables por la masacre se incluye también al Consejo Escolar, al Consejo de la Ciudad de Uvalde y al tío del asesino que lo llevó a comprar el arma.

“Todos estos acusados gubernamentales violaron la ley, entonces, demandaremos a todos los que sean responsables según esa ley y también demandaremos bajo las leyes estatales, como negligencia básica”, añadió el abogado haciendo referencia a la catorceava enmienda de la Constitución, que estipula el derecho a la vida.

“La policía no estaba haciendo nada”: Madre de dos niños denuncia que la policía roció gas pimienta y revela cómo saltó la cerca para salvar a sus hijos del tiroteo de Uvalde en Texas

“Y la razón por la que son $27 mil millones es porque tenemos que hacerlo demasiado caro para que continúen sin hacer nada”, manifestó Bonner. “Hasta ahora no ha habido rendición de cuentas, no hay justicia para esos 19 niños y los dos maestros”.

Policías investigan el lugar del tiroteo en una escual en la localidad de Uvalde, Texas, en una fotografía de archivo. EFE/EPA/Aaron M. Sprecher Foto: AARON M. SPRECHER

La negligencia que permitió más muertes

Un reporte preliminar del Estado de Texas reveló que hubo “múltiples fallas sistemáticas” de la policía encargada de responder durante el tiroteo, cuya evidencia está en el video que grabó la cámara del Jefe de Policía Arredondo.

Publicidad

Arredondo se dirigió en varias ocasiones a Ramos, tratando de dialogar con el adolescente para que bajara el arma desde detrás de la puerta del salón donde ocurrió la matanza. Aunque llegaron más oficiales armados, no intentaron entrar en el salón hasta 30 minutos después.

Captura cedida por The Texas Tribune de un vídeo grabado a las 12:04 p.m. (hora local) del 24 de mayo donde aparecen unos policías armados esperando en un pasillo de la Escuela Primaria Robb en Uvalde, Texas. EFE/The Texas Tribune Foto: Cortesía

Fueron 376 oficiales quienes acudieron a la escuela y se quedaron en los pasillos ante la falta de liderazgo de las autoridades de mayor rango, según indica el reporte. “Los encargados de hacer cumplir la ley no se adhirieron a su entrenamiento de tirador activo y no priorizaron salvar las vidas de víctimas inocentes sobre su propia seguridad”, concluyó la investigación.

El informe también encontró que la Escuela Primaria Robb no cumplió con una serie de protocolos básicos de seguridad, que incluían la falta de llaves, lo que llevó a los maestros a dejar las puertas sin llave o dejarlas abiertas regularmente.

Además, el reporte reveló que Ramos dio una serie de señales de advertencia de que era peligroso, pero que nadie hizo nada para abordarlas.

Publicidad

“Todos en este mundo están dolidos y sangrando por lo que está pasando aquí en Uvalde”, dijo el abogado encargado de la demanda. “Y depende de nosotros asegurarnos de que no vuelva a suceder”. (I)