Decenas de personas murieron este martes en la aldea de Pazi Gyi, ubicada en el centro de Birmania, por un ataque aéreo ordenado por la junta militar, una acción que provocó la condena de Naciones Unidas.

El portavoz de la junta militar, Zaw Min Tun, dijo esta noche que en la aldea de Pazi Gyi había una ceremonia para abrir una oficina de la Fuerzas de Defensa del Pueblo (FDP), los grupos armados antigolpistas.

Publicidad

“Había una ceremonia para abrir la oficina (el martes) por la mañana, sobre las 08:00, en la aldea de Pazi Gyi. Atacamos el lugar”, dijo el vocero de la junta.

El servicio birmano de la BBC, The Irrawaddy y Radio Free Asia informaron de al menos 50 muertos y decenas de heridos en este ataque en la región de Sagaing, uno de los principales focos de resistencia contra el ejército.

El portavoz militar afirmó que algunos de los muertos podían ser combatientes antigolpistas en uniforme pero que “podía haber alguna gente con ropa de civil”.

“Según la información del terreno que tenemos, la gente murió no solo por nuestro ataque. Había algunas minas plantadas por las FDP en la zona”, dijo Zaw Min Tun, quien añadió que el ataque golpeó una zona de almacenamiento de pólvora y minas.

Publicidad

Un socorrista vinculado a las milicias antigolpe FDP dijo a la Afp que había mujeres y niños entre los muertos.

Después de recuperar los cadáveres y trasladar a los heridos para que reciban atención médica, calculó el balance de muertos en hasta un centenar de personas.

Publicidad

Naciones Unidas no ofreció un balance, pero indicó que había numerosos civiles muertos. Su Alto Comisario de Derechos Humanos, Volter Türk, dijo estar “horrorizado” por el ataque.

Birmania está desgarrada por un violento conflicto entre la junta militar y sus oponentes desde el golpe de Estado del 1 de febrero de 2021, que derrocó a la dirigente civil Aung San Suu Kyi. (I)