El papa Francisco destituyó al obispo estadounidense Joseph Strickland, un feroz crítico que ha cuestionado el liderazgo del papa de la Iglesia católica.

El Vaticano informó que el obispo sería “relevado” de sus funciones como resultado de investigaciones llevadas a cabo en su diócesis de Tyler, en Texas, Estados Unidos.

El obispo Strickland es una voz destacada de una rama del catolicismo estadounidense que se opone a las reformas del papa.

Publicidad

Su destitución tiene lugar después de que el sumo pontífice hablara del “atraso” de algunos líderes de la Iglesia católica estadounidense.

Strickland ha lanzado una serie de ataques contra los intentos del papa de actualizar la posición de la Iglesia en temas sociales y de inclusión, entre ellos el aborto, los derechos de los transgéneros y el matrimonio entre personas del mismo sexo.

A mediados de año, sostuvo en una carta que muchas “verdades básicas” de las enseñanzas católicas estaban siendo cuestionadas, incluyendo lo que calificó de intentos por “socavar” el matrimonio tal como fuera “instituido por Dios”, que solo es entre un hombre y una mujer.

Publicidad

Strickland criticó a quienes “rechazan su inneglable identidad biológica dada por Dios”.

Su misiva sugería que los intentos por cambiar “aquello que no se puede cambiar” llevarían a un cisma irrevocable en la Iglesia. Aquellos que buscan cambiar, advirtió, “son los verdadores cismáticos”.

Publicidad

Investigación

El religioso estaba siendo investigado por el Vaticano y anteriormente había rechazado la oportunidad de dimitir. Y, en una carta abierta en septiembre, desafió al papa a destituirlo.

Joseph Strickland ha sido un feroz crítico del papa Francisco. REUTERS

“No puedo dimitir como obispo de Tyler porque eso equivaldría a abandonar a mi rebaño”, dijo. La derechista “Coalición por los sacerdotes cancelados” realizó una conferencia a principios de este año para apoyarlo durante su investigación.

El Vaticano dijo que la decisión de expulsarlo “se tomó después de una visita apostólica ordenada por el papa a la diócesis de Tyler el pasado junio”.

Según medios católicos, la investigación también se centró en el manejo de los asuntos financieros de la diócesis.

Publicidad

El obispo Strickland, de 65 años, fue nombrado obispo en 2012, durante el papado de Benedicto XVI.

Intentos de modernización

La confrontación surgió en relación a los intentos del papa de hacer que la Iglesia sea más progresiva durante su papado. El jueves, el Vaticano anunció que las personas transgénero pueden ser bautizadas en la Iglesia católica, si esto no provoca un escándalo o “confusión”.

En octubre, sugirió que la Iglesia estaría dispuesta a bendecir a las parejas del mismo sexo, cuando le dijo a un grupo de cardenales que “no podemos ser jueces que solo niegan, rechazan y excluyen”.

Durante una alocución en las celebraciones del Día Mundial de la Juventud en Lisboa, el papa dijo que el atraso de algunas personas era “inútil”.

“Al hacer esto pierdes la verdadera tradición y recurres a las ideologías para tener apoyo. En otras palabras, las ideologías reemplazan la fe”, añadió.

El papa afirmó que el atraso de algunas personas era “inútil”. GETTY IMAGES

El cambio climático también ha sido un un pilar clave de su papado: desde un documento histórico sobre el medioambiente en 2015, hasta las advertencias recientes de que el mundo puede “estar acercándose a un punto de quiebre” por el cambio climático.

El papa también ha condenado enfáticamente a los negacionistas del clima y participará en la Cumbre del Cambio de la ONU (COP28) a fines de este mes. Será el primer papa que asiste al evento desde su inicio en 1995.

El Vaticano dijo que la diócesis de Tyler será administrada temporalmente por el obispo Joe Vasquez, de Austin. (I)