El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, afirmó hoy que una eventual reunión con el líder norcoreano, Kim Jong-un, dependería de si este es “sincero” y “serio” de cara a la reapertura del diálogo sobre desnuclearización.

Biden se pronunció así al ser preguntado sobre si estaría dispuesto a celebrar una cumbre con Kim y bajo qué condiciones, durante una rueda de prensa conjunta celebrada en Seúl con su homólogo surcoreano, Yoon Suk-yeol, en el marco de la visita del mandatario de la Casa Blanca a Corea del Sur.

El presidente estadounidense también afirmó que Washington “ha ofrecido vacunas” a Corea del Norte ante la ola de contagios de covid de la que el régimen comenzó a informar la semana pasada, aunque por el momento “no ha habido ninguna respuesta” por parte de Pionyang.

“No sólo a Corea del Norte, también ofrecimos vacunas a China, y estábamos dispuestos a actuar inmediatamente”, dijo Biden.

Publicidad

En la declaración conjunta acordada por Biden y Yoon durante la cumbre de este sábado, ambos reafirmaron que “el camino al diálogo permanece abierto” con Pionyang “para alcanzar una resolución pacífica y diplomática”, y se le llama a “la vuelta a las negociaciones”.

Las negociaciones sobre desarme nuclear permanecen congeladas desde el fracaso de la tercera y última cumbre que celebraron Kim y el predecesor de Biden, Donald Trump, en Hanói en 2019.

Corea del Norte no ha mostrado desde entonces ningún interés en retomar el diálogo de desarme pese a las repetidas ofertas de EE.UU. y, tras aprobar el año pasado un plan de modernización armamentística, ha realizado un número récord de lanzamientos de misiles este año y está preparada para realizar su primer test nuclear desde 2017.

El texto pactado hoy entre los mandatarios de Seúl y Washington también destaca el plan económico del nuevo presidente surcoreano para "normalizar las relaciones intercoreanas" y lograr "una península de Corea próspera y desnuclearizada".

Publicidad

Además, subraya la "preocupación" de Corea del Sur y EE.UU. sobre "el reciente brote de covid-19" en el Norte, y recalca que ambas partes "están dispuestas a trabajar con la comunidad internacional para proveer asistencia" a Pionyang contra el virus.

Corea del Norte informó hoy de cerca de 220.000 nuevos casos de "fiebres" que podrían tratarse de contagios de covid, lo que eleva a 2,46 millones el acumulado de posibles infecciones desde que el virus comenzó a circular aparentemente a finales de abril, y también reportó un total de 66 muertes hasta la fecha.

Las cifras apuntan a una propagación muy rápida de la covid y a una mortalidad inusualmente baja en un país sin capacidades de testeo y que no dispone de vacunas.

No obstante, los servicios de inteligencia surcoreanos consideran que muchas de esas “fiebres” podrían tratarse de otras enfermedades que circulan en el país vecino como el sarampión o fiebres tifoideas. (I)