El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, afirmó este miércoles ante su homólogo chino, Xi Jinping, desde la ciudad de San Francisco (California) que la competencia comercial entre Washington y Pekín no puede convertirse en un conflicto.

Biden ha subrayado, tras recibir a Xi con un apretón de manos, que no es posible sustituir las discusiones “cara a cara”. “Siempre he pensado que nuestras discusiones son directas y francas”, ha dicho, agregando que si bien no siempre han estado de acuerdo sus reuniones han sido “sinceras” y “útiles”, detalla Europa Press.

Los desafíos globales críticos que enfrentamos, desde el cambio climático hasta la lucha contra las drogas y la inteligencia artificial, exigen nuestros esfuerzos conjuntos, así que espero con ansias iniciar esta discusión”, ha dicho poco antes de la reunión, según ha recogido la Casa Blanca.

Publicidad

Por su parte, Xi también ha dejado claro que una postura de confrontación “tiene consecuencias insoportables para ambas partes” y que “el planeta Tierra es lo suficientemente grande como para que los dos países tengan éxito”.

“La relación entre China y Estados Unidos nunca ha sido fácil en los últimos 50 años o más, y siempre enfrenta problemas de un tipo u otro. Sin embargo, ha seguido avanzando en medio de giros y vueltas. Para dos países grandes como China y Estados Unidos, darse la espalda el uno al otro no es una opción”, ha subrayado Xi.

En este sentido, ha subrayado que mientras haya respeto mutuo y ambas naciones “coexistan en paz”, siempre se encontrará la manera de “superar las diferencias”. “Creo firmemente en el futuro prometedor de esta relación bilateral”, ha agregado.

Publicidad

FF. AA.

Por otra parte, los mandatarios acordaron restablecer las comunicaciones entre sus Fuerzas Armadas después de que se rompieran hace más de un año tras la visita de la entonces presidenta de la Cámara de Representantes estadounidense, Nancy Pelosi, a la isla de Taiwán, indica la agencia EFE.

Así lo indicó un alto funcionario estadounidense a un reducido grupo de periodistas al término de la reunión, que duró más de cuatro horas y se produjo en una mansión conocida como ‘Filoli’, a unos 40 kilómetros del centro de San Francisco y en los márgenes de la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC, en inglés).

Publicidad

Según ese alto funcionario, el Gobierno chino ha accedido a que haya reuniones entre los titulares de Defensa de los dos países, así como intercambios de información entre líderes militares de las diferentes ramas de las Fuerzas Armadas y, por último, comunicación entre los navíos de ambas naciones.

La última vez que ambos mandatarios se vieron fue el 14 de noviembre de 2022 en Indonesia en el marco de la cumbre del G20. Las relaciones entre China y Estados Unidos han atravesado altibajos, especialmente después de que Washington denunciase la presencia de un supuesto globo espía chino en su espacio aéreo. (I)