Este lunes se informó que Irán considerará hablar directamente con Estados Unidos durante las actuales negociaciones sobre su programa nuclear, que se están llevando a cabo en Viena, si fuera necesario para llegar a un “buen acuerdo”.

Así lo indicó el actual ministro de Exteriores del país petrolero, Hossein Amir-Abdollahian.

“Si durante el proceso de negociación llegamos a un punto en el que, para alcanzar un buen acuerdo con garantías sólidas, es necesario mantener conversaciones con Estados Unidos, no lo dejaremos fuera de nuestra agenda de trabajo”, declaró el ministro en televisión.

El jefe de la diplomacia iraní indicó que Washington “ha enviado mensajes” a Teherán para mantener conversaciones directas, pero hasta ahora el país persa se ha negado a ello.

Publicidad

“Nuestras conversaciones con Estados Unidos son a través de Mora (Enrique Mora, coordinador europeo de las negociaciones) y uno o dos de los países miembros del JCPOA (siglas en inglés del pacto nuclear)”, añadió Abdolahian.

Hasta ahora, Irán se había negado rotundamente a sentarse en la misma mesa con Estados Unidos.

En las ocho rondas celebradas hasta ahora desde abril, todo el proceso se ha producido de forma indirecta, con Teherán negociando con Alemania, Francia, Reino Unido, China y Rusia en un hotel de Viena.

Las declaraciones del ministro llegan después de que el líder supremo de Irán, Ali Jameneí, pareciera indicar hace unos días que estaba flexibilizando su postura en las conversaciones nucleares.

Publicidad

“Las conversaciones y negociaciones con el enemigo en ciertos momentos no significa rendirse”, afirmó Jameneí en un discurso.

Las palabras del líder supremo iraní fueron interpretadas como un signo de que Irán se prepara para un posible acuerdo.

Irán y Alemania, Francia, Reino Unido, China, Rusia y Estados Unidos firmaron un acuerdo en 2015 que limitaba el programa nuclear iraní a cambio del levantamiento de las sanciones estadounidenses.

El entonces presidente estadounidense, Donald Trump (2017-2021), retiró a Estados Unidos del pacto en 2018 e impuso nuevas sanciones a Teherán.

Publicidad

Irán respondió en 2019 incumpliendo los límites impuestos a su programa atómico acumulando más uranio del acordado.

El objetivo de las negociaciones en curso es que EE. UU. regrese al pacto y que Irán vuelva a cumplirlo plenamente, para lo que pide el levantamiento de las sanciones. (I)