Vecinos de la isla indonesia de Pari, amenazada por el aumento del nivel del mar, pusieron una denuncia contra la importante empresa de cementos suiza Holcim por sus emisiones de CO2, dijo una organización benéfica de Suiza el martes.

Holcim “tiene una parte importante de responsabilidad en la crisis climática, y en la situación” de Pari, dijo Yvan Maillard Ardenti, experto del clima de la Swiss Church Aid (HEKS), en la página de internet de la organización.

La denuncia se presentó el lunes ante una instancia de conciliación en Zug (Suiza), localidad donde se encuentra la sede central de Holcim.

Los cuatro demandantes declararon a la televisión alemana RTL el lunes que querían una compensación por los daños causados por Holcim a la isla, así como dinero para construir barreras contra inundaciones y que la compañía reduzca sus emisiones de carbono.

Publicidad

El grupo LafargeHolcim es la mayor compañía cementera del mundo, y se encuentra en el puesto 47 de los 100 mayores emisores de gases de efecto invernadero, según el índice de la Universidad de Massachusetts Amherst.

Contactada por la AFP, la firma no quiso hablar de la denuncia pero afirmó “tomarse el clima muy en serio”.

Muchas partes de Pari, una isla que vive del turismo y la pesca, podrían estar bajo las aguas en 30 años, dijo HEKS.

Holcim vendió sus actividades en Indonesia a la empresa cementera local Semen Indonesia en 2019.

Pero, a nivel mundial, un estudio del Climate Accountability Institute afirma que, entre 1950 y 2021, Holcim emitió más de 7.000 millones de toneladas de CO2, lo que equivale al doble de las emisiones de suiza desde 1750, según HEKS. (I)