Hombres armados sin identificar asaltaron los almacenes del Programa Mundial de Alimentos (PMA) en la capital del conflictivo estado de Darfur, en el oeste de Sudán, y saquearon parte de su contenido, tras enfrentarse con las fuerzas de seguridad sudanesas, informó hoy el gobernador de Darfur Norte.

Nimr Mohamed Abdel Rahman, el gobernador del estado afectado, dijo a la televisión estatal de Sudán que hombres armados a bordo de seis vehículos 4x4 atacaron los almacenes del PMA ayer, martes, en Al Fasher, y “se enfrentaron con las fuerzas que protegían las instalaciones y saquearon cantidades de comida”.

Posteriormente, decenas de personas acudieron al lugar después de escuchar el sonido de los choques armados y "los ciudadanos lograron entrar a los almacenes después de que cesaran los enfrentamientos y los atacantes se retiraran, y saquearon otra cantidad de alimentos", agregó el gobernador.

Señaló que la seguridad fue restablecida hoy y los almacenes están protegidos después de que llegaran más fuerzas de la Policía, y que las autoridades están investigando quién está detrás del ataque, que no dejó víctimas.

Publicidad

Imagen del exterior del almacén saqueado del Programa Mundial de Alimentos, en Darfur, Sudán. Foto: Programa Mundial de Alimentos

Por su parte, la coordinadora humanitaria en Sudán, Khardiata Lo Ndiaye, condenó este saqueo de la asistencia humanitaria “destinada a las personas más vulnerables de Sudán”, según dijo en un comunicado, y añadió que este ataque “obstaculiza” la capacidad de “entregar productos a las personas que más lo necesitan”.

Asistencia humanitaria, una necesidad para cientos de miles de sudaneses

Según los informes preliminares de PMA, el almacén “contenía hasta 1.900 toneladas métricas de alimentos, destinadas a cientos de miles de personas con inseguridad alimentaria en esa zona”.

Por otro lado, las autoridades locales detuvieron el pasado domingo a los responsables de otro ataque y saqueo que tuvo lugar el 24 de diciembre contra la sede de la misión de paz de la ONU y de la Unión Africana en Darfur (UNAMID), que concluyó su mandato oficial hace un año.

En ese incidente en la sede, donde aún se encuentra una unidad policial compuesta por 363 personas para proteger a los miembros de Naciones Unidas y las instalaciones y bienes, se produjo un tiroteo que causó la muerte de un ciudadano.

Publicidad

La UNAMID anunció el pasado junio la "finalización del proceso de retirada gradual", después de 13 años de mandato en Darfur, que fue escenario de una cruenta guerra entre 2003 y 2008 que dejó más de 300.000 muertos, según la ONU.

Se estima que 14,3 millones de personas en Sudán necesitan asistencia humanitaria de acuerdo con el Plan de Respuesta Humanitaria 2022, de las cuales el 25% requiere seguridad alimentaria y apoyo para sus medios de vida, según la ONU. (I)