Estados Unidos proyecta que para 2050 el 45% de la energía que consuma el país proceda del sol, asegura este miércoles un informe de la administración de Joe Biden.

Para lograr este objetivo es necesario una “reducción importante de los costes, el apoyo de políticas públicas y la electrificación a gran escala” de la energía solar, explica el departamento estadounidense de Energía.

En 2020, los paneles fotovoltaicos y las centrales solares térmicas produjeron un poco menos de 80 gigawatios (GW) en Estados Unidos, lo que equivale al 3% de la demanda de energía eléctrica del país.

Sería necesario que el despliegue de la energía solar aumente de media de los 15 GW en 2020 a 30 GW anualmente hasta 2025, y 60 GW por año entre 2025 y 2030, para alcanzar las ambiciones presentadas en este informe.

Publicidad

La administración del presidente Joe Biden, que ha hecho de la lucha contra el cambio climático una de sus prioridades, apuesta por invertir masivamente en infraestructuras, lo que todavía se está discutiendo en el Congreso.

Se batieron más de 1.200 récords de temperatura durante el día durante la ola de calor de junio en los EE.UU. Foto: BBC Mundo

“El estudio destaca el hecho de que la energía solar, nuestra fuente de energía limpia más barata y con el crecimiento más rápido, podría producir suficiente energía para alimentar todas las viviendas de Estados Unidos para 2035 y dar empleo al mismo tiempo a hasta 1,5 millones de personas”, comenta la secretaria de Energía, Jennifer Granholm, en un comunicado.

Según el escenario que presentan sus servicios, la energía solar representaría el 37% de la electricidad en 2035, y el resto lo produciría la energía eólica (36%), la nuclear (11%-13%), hidroeléctrica (5%-6%), biomasa y la geotérmica (1%).

El "battolyser" puede ser una forma de ayudar a equilibrar la oferta y la demanda de energía renovable de fuentes como la solar y la eólica. Foto: ALAMY

Se trataría de un giro radical con respecto a la situación actual: en 2020, la energía renovable producía el 21% de la electricidad en Estados Unidos, y el resto procedía del gas natural (40%), nuclear (20%) y carbón (19%).

En una carta dirigida a los responsables políticos, cerca de 750 empresas del sector de la energía solar insisten en la necesidad de ampliar las políticas de apoyo en vigor e instalarlas en el largo plazo.

Cuadruplicar el ritmo actual de las instalaciones para 2030 representa “una carrera contra el reloj”, aseguraron al tiempo que pidieron que se refuercen las ventajas fiscales para las inversiones en la energía solar. (I)