El ministro de Economía argentino Sergio Massa, un peronista de centro-izquierda, y el líder ultraliberal y antisistema Javier Milei se medirán en un balotaje por la presidencia, según resultados parciales difundidos este domingo.

Massa, un abogado de 51 años y candidato de la coalición Unión por la Patria, obtuvo 36,15% de los votos frente a Milei, con 30,31%, según el escrutinio de 83,26% de las mesas.

En los alrededores del comando de campaña de Unión por la Patria se escuchaban trompetas y tambores. Unas dos mil simpatizantes reunidos afuera gritaban “¡Massa presidente!”.

Publicidad

“Massa hizo muy buena campaña, sobre todo al final. Conectó con la gente y el peronista se dio cuenta que enfrente está el enemigo del pueblo”, dijo a la AFP Jonatan Pagano, un albañil de 36 años.

Dora Castro, una médica de 69 años, sostuvo que “siempre votar en democracia es una maravilla y queremos seguir viviendo así”.

Por qué las elecciones de este domingo en Argentina desafían la lógica política

Massa, la principal figura del gobierno de centro-izquierda argentino, optó por mantenerse en el cargo de ministro con la idea de que “la campaña es la gestión”.

Publicidad

Estas elecciones se vieron marcadas por la irrupción de Milei, quien era el favorito de los sondeos tras sacudir el tablero político de este país inmerso en una crisis económica que parece interminable, con una inflación de casi 140%.

“Estamos preparados para hacer el mejor gobierno de la historia”, declaró Milei al votar este domingo, día en que también cumplió 53 años.

Publicidad

Su llegada al centro electoral se produjo en medio de un tumulto de seguidores que lo aclamaron y le lanzaron flores.

En un ambiente más sosegado votó Massa en la localidad de Tigre, periferia de Buenos Aires.

“Hoy es un día que nos obliga a trabajar pensando en la consolidación de 40 años de democracia”, dijo a las puertas del centro electoral.

Bullrich, exministra de Seguridad y candidata de la alianza de centro-derecha Juntos por el Cambio, quedó en tercer lugar (23,71%).

Publicidad

Massa y Milei disputarán el balotaje el 19 de noviembre. Para ganar este domingo sin necesidad de una segunda vuelta tenían que obtener 45% de los votos, o 40% y una diferencia de 10 puntos con respecto al segundo colocado.

Activo en la política apenas desde 2021, cuando fue electo diputado, Milei atrajo especialmente el voto de los jóvenes varones de clase media y baja, según los estudios de opinión, aunque su figura tiene arrastre en todos los sectores de la sociedad.

Esteban Montenegro, un vendedor de 24 años, fue uno de los votantes de Milei. “No es que le tenga toda la confianza del mundo, ni que piense que va a hacer bien todas las cosas, pero es el único que da propuestas”, dijo a la AFP.

Juan Negri, politólogo en la Universidad Torcuato di Tella, apuntó que la sociedad vive “un momento de mucha frustración” y atraviesa un “tiempo de antipolítica”.

Milei plantea dolarizar la economía, “dinamitar” el Banco Central, reducir drásticamente el gasto público, eliminar el Ministerio de la Mujer y derogar la ley del aborto, entre otras propuestas.

Tercera economía de América Latina, históricamente la sociedad argentina se ha enorgullecido de su extensa clase media, pero en la última década cambió la tendencia y la pobreza subió hasta alcanzar a 40% de la población.

Con una economía estancada durante más de diez años, Argentina se endeudó en 2018 con el Fondo Monetario Internacional por 44.000 millones de dólares, un compromiso que le exige una importante reducción del déficit fiscal.

Además de la presidencia, los argentinos eligieron este domingo la mitad de los escaños a la Cámara de Diputados y un tercio del Senado. La participación fue de 74% de los 35,8 millones de electores.

El nuevo presidente debe asumir el 10 de diciembre por cuatro años. (I)