El secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, y su “número dos”, monseñor Edgar Peña Parra, han dado positivo de coronavirus y se encuentran en cuarentena, informó hoy el Vaticano.

El cardenal italiano tiene molestias “muy leves”, mientras que el arzobispo venezolano, el sustituto de la Secretaría de Estado vaticana, es asintomático, indicó la Oficina de prensa de la Santa Sede. Ambos se encuentran en aislamiento.

Se desconoce si alguno de ellos ha mantenido contacto reciente con el papa Francisco, de 84 años, que recibió la tercera dosis de la vacuna a finales de octubre pasado, cuando el Vaticano inició el suministro a los mayores de 60 años y a las personas frágiles.

La dirección sanitaria y de Higiene de la Ciudad del Vaticano reservó cerca de 10.000 vacunas de la compañía farmacéutica Pfizer para su campaña de vacunación, que comenzó el 13 de enero de 2021, cuando el Pontífice recibió la primera dosis, entre sus cerca de 3.000 empleados y 800 residentes.

Francisco ha defendido en numerosas ocasiones la importancia de que las poblaciones se vacunen para proteger al prójimo y en septiembre pasado dijo que gracias a estas dosis el mundo está volviendo “poco a poco la luz”, y saliendo de esta “fea pesadilla” de la pandemia. (I)