NOTICIAS

Publicidad

El nuevo atlas de los “círculos de hadas”, las formaciones en zonas áridas cuyo origen sigue siendo un enigma para los científicos

Según Ken Tinley, podían deberse a la presencia de termitas, pero hasta la actualidad, estas formaciones terrestres siguen siendo un misterio.

Los científicos no han llegado a un consenso sobre el origen de estas formaciones. GETTY IMAGES

Publicidad

Actualizado el 

Los miembros de la tribu himba, en Namibia, han relatado durante generaciones cómo la fuerte exhalación de un dragón dejó unas marcas en la tierra.

En esas marcas semicirculares ya no volvió a crecer vegetación. Solo quedó la tierra desnuda, rodeada de la hierba común que se da en los áridos terrenos de del sureste de África.

En la década de 1970, el ecólogo Ken Tinley llegó a la conclusión de que esos espacios de tierra se parecían a los famosos anillos de setas que se dan en Europa y los bautizó como “círculos de hadas”.

Publicidad

Según Tinley, podían deberse a la presencia de termitas.

Pero hasta la actualidad, estas formaciones terrestres siguen siendo un misterio. Los científicos han debatido durante muchos años qué es lo que los origina y no se han puesto de acuerdo.

Ahora, una nueva investigación ha añadido un componente más a la discusión: no solo hay círculos de hadas en el suroeste de África, o en el noroeste de Australia, como se creía hasta ahora.

Publicidad

“Desde el espacio, con ayuda de un modelo basado en inteligencia artificial, hemos encontrado en las zonas secas del mundo cientos de lugares con patrones de vegetación iguales a los círculos de hadas nunca antes descritos”, le explica a BBC Mundo el científico español Emilio Guirado.

La nueva investigación encontró círculos de hadas más allá de Nambia, en el Sahel, el Sáhara Occidental y en el Cuerno de África. E. GUIRADO Y OTROS

El investigador de la Universidad de Alicante (España) lideró un estudio que revela que los círculos de hadas tienen presencia en al menos 15 países de tres continentes.

Publicidad

Aunque su investigación no se centró en resolver cuál es el origen de estas formaciones, los datos arrojados aportan información que puede ayudar a encontrar la respuesta.

Un debate de años

Los círculos de hadas han sido estudiados en dos regiones: el suroeste de África y el norooeste de Australia. E. GUIRADO Y OTROS

Pese a su nombre, los círculos de hadas suelen ser formaciones hexagonales en el suelo en las que no crece vegetación en su interior, pero sí en todo o la mayor parte de su contorno.

Tras las investigaciones de Tinley en la década de 1970, la discusión científica sobre el origen de los círculos de hadas ha avanzado hacia dos teorías principales.

Una fue planteada en 2013 por el biólogo alemán Norbert Jürgens, quien luego de una década de investigación concluyó que lo que provoca la formación de los círculos de hadas son las termitas de arena.

Publicidad

Según Jürgens, estos insectos se comen las raíces de la vegetación que comienza a crecer tras la lluvia, la cual deja acumulaciones de agua en el subsuelo y permite su supervivencia.

“Las termitas son insectos sociales que controlan su territorio, en el que tienen agua y comida, y las colonias defienden su área de sus vecinos, a veces de forma muy agresiva”, le explicó Jürgens a BBC Mundo en 2016.

El biólogo alemán dijo que se trata de un “sistema de competición entre las colonias”, una teoría de la que está “completamente seguro” y que, aseguró, ha sido confirmada por muchos de sus colegas.

Casi de forma paralela, el ecólogo alemán Stephan Getzin y el físico isrealí Ehud Meron se unieron para investigar los círculos de hadas de Australia y plantearon que lo que explica su formación es la teoría de la autoorganización.

Los círculos de hadas han sido vistos por los nativos himba desde mucho antes de que los científicos los documentaran. GETTY IMAGES

La naturaleza, expuso Meron a BBC Mundo tras la publicación del estudio en 2016, hace frente a la escasez de agua a través de tal fenómeno: “Al organizarse en círculos, la vegetación de los alrededores se beneficia de una fuente adicional de agua, ya que la lluvia en los claros del terreno encuentra su camino, a través de varios mecanismos de transporte de agua”.

“En Australia este mecanismo incluye el flujo de agua por vía terrestre, mientras que en Namibia implica la difusión de agua almacenada”, aseguró.

Getzin y Meron descartaron la teoría de Jürgens, pues aseguraron que no había termitas en los círculos de hadas que estudiaron en el noroeste de Australia.

Al respecto, Jürgens dijo que sus colegas no excavaron lo suficiente para encontrarlas.

¿Qué dice la nueva investigación?

La investigación del equipo de Emilio Guirado fue más allá de encontrar una causa de los círculos de hadas para realizar un atlas de dónde se encuentran estas formaciones.

El científico explicó que usaron dos modelos de inteligencia artificial con el que encontraron en regiones secas del mundo -que representan el 41% de la superficie de la Tierra- cientos de lugares con círculos de hadas.

Los círculos de hadas fueron detectadaos en 15 países de tres continentes. E. GUIRADO Y OTROS

Analizaron algunos “predictores”, como el clima, el suelo y factores ambientales, y encontraron que en aquellos lugares donde esas variables son estables, hay círculos de hadas. En particular, donde hay un suelo arenoso.

“Analizamos cientos de miles de imágenes para descubrir cientos de patrones de vegetación iguales a los círculos de hadas en las zonas secas del mundo. Este proceso tardó algo más de un mes en un superordenador con 4 unidades de procesamiento gráfico (GPU)”, explica Guirado.

Con ayuda de dos modelos de inteligencia artificial, buscaron en 600.000 imágenes satelitales de servicios de mapeo del mundo, como Google Earth, Bing Maps o Mapbox, para encontrar las instantáneas del terreno con mayor resolución.

El estudio localizó en Australia una de las mayores concentraciones de círculos de hadas. E. GUIRADO Y OTROS

Esto ayudó a tener una imagen más clara sobre aquellos puntos áridos de la Tierra en donde hay presencia de círculos de hadas.

El resultado fue que hallaron 263 puntos del planeta donde hay círculos de hadas, ubicados en 15 países de África, Asia y Oceanía.

Entre las regiones donde se detectaron están el Sahel, el Sáhara Occidental, el Cuerno de África, Madagascar, el suroeste de Asia y Australia Central.

Preguntado sobre si su investigación arroja alguna explicación sobre origen de estos patrones, el científico español dice que sigue siendo una incógnita y no descarta ni respalda las hipótesis que se han planteado.

Pero está claro que se trata de un fenómeno de tierras áridas, por lo que fuera de ellas sería casi imposible verlas: “En teoría, en sitios donde hay más precipitaciones los círculos se cerrarían”, afirma Guirado. (I)

Hasta ahora no se sabía de los círculos de hadas en Asia. E. GUIRADO Y OTROS

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad