NOTICIAS

Publicidad

El Banco Central de Alemania pronostica una recesión de la economía alemana en invierno

Debido a la escasez en el suministro de energía por el conflicto armado entre Rusia y Ucrania, el banco central de Alemania prevé una recesión de la economía.

Imagen distribuida que muestra a un guardia de seguridad en la entrada del Banco Central Alemán, el Bundesbank, en Fráncfort, Alemania. El Bundesbank considera altamente probable que el producto interior bruto (PIB) alemán sufra una contracción en el segundo semestre del año y prevé altos niveles de inflación, de hasta el 10 %, impulsados por el coste de la energía y por otros factores.- EFE/Arne Dedert/Archivo Foto: Arne Dedert

Publicidad

Debido a la escasez en el suministro de energía por el conflicto armado entre Rusia y Ucrania, el banco central de Alemania, prevé una recesión de la economía alemana en invierno.

Según el boletín publicado este lunes, los economistas del Bundesbank pronostican que la economía alemana caerá en recesión, lo que consideran es “una bajada de la producción económica notable, amplia y duradera”. Por ello, prevén que el producto interior bruto (PIB) real de Alemania bajará algo en el cuarto trimestre de 2022 y el primer trimestre de 2023.

"La elevada inflación y la incertidumbre en relación con el suministro de energía y sus costes perjudican no sólo a la industria que utiliza mucho gas y electricidad y sus exportaciones e inversiones, sino también el consumo privado y los servicios que dependen de él", añaden los economistas del Bundesbank.

Publicidad

Asimismo, pronostican que se mantendrán las tensiones en el suministro de gas los próximos meses.

De momento, Alemania ha podido evitar el racionamiento de gas gracias a los suministros más elevados de otros países y los avances en el ahorro de energía y en el almacenaje. Sin embargo, los economistas del Banco Central de ese país advierten que es necesario reducir significativamente el consumo de gas en los hogares.

Por ahora, el país ha contenido la subida de los precios de consumo, que fue del 8,8 % en agosto, con subvenciones al transporte público y a los carburantes, que ya no se aplican desde el 1 de septiembre; sin embargo, los expertos del Bundesbank pronostican una inflación de una cifra de dos dígitos los próximos meses. (I)

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad