Estados Unidos anunció este jueves que pidió una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Ucrania para el próximo lunes, en lo que será la primera ocasión en que el órgano discuta oficialmente la actual crisis.

“Este no es momento de esperar y ver. Ahora se necesita la plena atención del Consejo y esperamos una discusión directa y útil el lunes”, dijo en un comunicado la representante estadounidense ante Naciones Unidas, Linda Thomas-Greenfield.

Según la diplomática, la reunión se producirá “tras semanas de consultas estrechas con Ucrania y socios en el Consejo de Seguridad” y servirá para discutir el “amenazador comportamiento de Rusia”.

Rusia-Ucrania: ¿cómo sabremos si ha empezado una guerra?

“Más de 100.000 soldados rusos están desplegados en la frontera con Ucrania y Rusia están participando en otros actos desestabilizadores dirigidos a Ucrania, planteando una clara amenaza a la paz y seguridad internacional”, señaló.

Publicidad

Thomas-Greenfield defendió que el Consejo de Seguridad es un “lugar crucial para la diplomacia”, en un momento en que continúan los intentos para rebajar la tensión.

“Los miembros del Consejo de Seguridad deben examinar honestamente los hechos y considerar lo que está en juego para Ucrania, para Rusia, para Europa y para las obligaciones y principios fundamentales del orden internacional si Rusia invade Ucrania”, señaló la diplomática.

La reunión del lunes se celebrará en principio a puerta abierta y será el primer debate formal sobre la actual crisis en el máximo órgano de decisión de Naciones Unidas.

EE. UU. prevé un posible ataque ruso inminente contra Ucrania

A priori, es prácticamente imposible que del encuentro salga ninguna resolución o declaración oficial, dado que tanto Estados Unidos como Rusia tienen poder de veto en el Consejo en su calidad de miembros permanentes.

Publicidad

La cita tendrá lugar un día antes de que Rusia asuma la presidencia de turno del órgano, que durante enero ocupa Noruega, y después de que EE.UU. y la OTAN trasladaran al Gobierno ruso su respuesta a las garantías de seguridad exigidas por Moscú.

El Kremlin, que aún está estudiando esas propuestas, declaró este jueves que no ve en ellas “muchos motivos para el optimismo”, aunque aseguró que aún “hay perspectivas para un diálogo”.

Estados Unidos, por su parte, pidió este jueves a China -otro de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU- que interceda en la crisis “de manera constructiva” para rebajar la tensión aprovechando su buena relación con Rusia.