Autoridades británicas sentenciaron a un ciudadano ecuatoriano por dirigir una fábrica de pasaportes falsos desde su ático en el suroeste de Londres, según dio a conocer la Agencia Nacional contra el Crimen de ese país.

Rodolfo C. había sido arrestado en abril del 2019 por los agentes de esta entidad tras ser vinculado al detectar sus huellas dactilares en un pasaporte, algo que tenía un sospechoso de introducir migrantes ilegales a ese país.

De acuerdo con información de la entidad, el ecuatoriano había adaptado ese espacio para la producción de pasaportes falsificados de varias nacionalidades europeas y esta actividad se remontaría al menos desde el 2011. Estos documentos habrían sido utilizados para que los migrantes puedan asegurar trabajos o alquilar propiedades.

En noviembre pasado, el ecuatoriano se declaró culpable y admitió el delito señalando que era para financiar un hábito de juego. Es así como una corte, el pasado 20 de abril lo sentenció a dos años de prisión suspendida.

Publicidad

Apareció en el Inner London Crown Court, ese día, donde recibió una pena de prisión de dos años suspendida por igual tiempo, más doscientas horas de servicio comunitario, así como una orden de rehabilitación de treinta días y 800 libras esterlinas.

Al sentenciado se le confiscaron los equipos y se tuvo que deshacer de los pasaportes falsos. (I)