Dos de los sospechosos del atentado contra una sala de conciertos en Moscú comparecieron a última hora del domingo ante un tribunal ruso para enfrentarse a cargos de terrorismo, según informaron las agencias de noticias estatales.

La agencia de noticias TASS citó al tribunal del distrito de Basmanny, en Moscú, diciendo que dos de los sospechosos fueron acusados de participar en un atentado terrorista, cargos por los que podrían ser condenados a cadena perpetua.

En total, las autoridades rusas reportaron el arresto de once personas, cuatro de las cuales habrían perpetrado el ataque del viernes en el Crocus City Hall de Moscú, en el que murieron 137 personas y más de 180 resultaron heridas.

Publicidad

El Estado Islámico ha sido responsable de al menos 15 ataques en Rusia desde 2015

El tribunal difundió un video en el que se ve a policías llevando a uno de los sospechosos, con esposas en las manos, a la sala de audiencias, y fotografías del mismo hombre en una jaula de vidrio, donde se suele colocar a los acusados.

Las autoridades señalaron que los sospechosos eran “ciudadanos extranjeros”, pero no mencionaron su nacionalidad.

Según medios de comunicación rusos y el diputado Alexander Khinstein, algunos de los sospechosos vienen de Tayikistán, antigua república soviética de mayoría musulmana situada en Asia Central y vecina de Afganistán.

Publicidad

El atentado del viernes fue reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico, pero las autoridades rusas apuntan a una pista ucraniana, afirmando que los atacantes trataron de huir a Ucrania, donde supuestamente tenían contactos.

Ucrania niega cualquier implicación en este atentado, el más mortífero en Rusia desde principios de la década de 2000. (I)