Cinco diputados que participaban en una marcha de rechazo a la ley de Bases que este miércoles debate el Senado de Argentina debieron ser hospitalizados tras verse afectados por el gas pimienta empleado por la policía para disolver una manifestación en las cercanías del recinto legislativo.

Se trata de los legisladores peronistas Eduardo Valdés, Carlos Castagnetto, Leopoldo Moreau, Juan Manuel Pedrini, Carolina Yutrovic y Luis Basterra, quienes denunciaron haber recibido golpes y gases por parte de efectivos de las fuerzas de seguridad.

El hecho sucede en el momento en el que la Cámara Alta tramita un proyecto legislativo que contempla una profunda reestructuración del Estado argentino para promover un modelo económico liberal.

Publicidad

Todos ellos debieron ser trasladados al Hospital Oftalmológico Santa Lucía de Buenos Aires, donde algunos ingresaron alreddor de las 13:30 hora local (16:30 GMT) con convulsiones e irritaciones en el rostro.

Uno de los diputados debió ser trasladado en camilla por personal del Cuerpo de Evacuación y Primeros Auxilios (CEPA).

Policías detienen a un hombre desnudo durante enfrentamientos entre la policía y personas que protestan a las afueras del senado durante un debate este miércoles, en Buenos Aires (Argentina). Foto: EFE

Miles de militantes de organizaciones sociales, políticas y sindicales, se habían concentrado desde temprana hora en el Congreso para expresar su rechazo a la Ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos, el proyecto estrella del Gobienrno de Javier Milei, que obtuvo luz verde a su paso por la Cámara de Diputados.

Publicidad

El ambiente en la Plaza del Congreso fue haciéndose más tenso a medida que llegaron más manifestantes. Los choques con los agentes antidisturbios se intensificaron alrededor de las 15:30 hora local (18:30 GMT), cuando varias personas rompieron el perimetro vallado que resguardada los accesos al edificio del Congreso.

Miembros del cuerpo de infantería de la Policía hicieron frente a las cargas de un grupo de encapuchados que les lanzaron piedras, botellas y bombas molotov. Las fuerzas antidisturbios recurrieron al uso de camiones hidrantes, gases lacrimógenos y efectivos motorizados.

Publicidad

Un hombre quema una caja durante enfrentamientos entre la policía y personas que protestan a las afueras del senado durante un debate este miércoles, en Buenos Aires (Argentina). Foto: EFE

Los manifestantes que estaban marchando de manera pacífica retrocedieron y dejaron un espacio abierto entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes violentos que utilizaron parte del mobiliario urbano y los vehículos estacionados como escudos e incendiaron uno de ellos.

Al tomar conocimiento de los hechos violentos a las puertas del Parlamento, el bloque opositor Unión por la Patria (peronista) propuso interrumpir el debate para que una comisión de senadores de todos los bloques saliera y tomara conocimiento de lo que estaba sucediendo en los alrededores del Congreso, aunque la propuesta fue rechazada por la mayoría.

De acuerdo con cifras oficiales se registraron catorce detenidos, de los cuales ocho fueron capturados por la Policía Federal y seis por la Policía de la Ciudad.

La ‘ley de Bases’ lleva casi medio año de complejo trámite parlamentario. En minoría, el oficialismo tuvo que eliminar varios aspectos del proyecto original. Con varias idas y vueltas, la iniciativa fue aprobada en la Cámara de Diputados a finales de abril, con 142 votos afirmativos, 106 en contra y 5 abstenciones.

Publicidad

Para lograr el aval para su debate en el pleno del Senado, el oficialismo tuvo que acceder a más modificaciones en el proyecto, por lo que, de aprobarse, deberá regresar a Diputados para su discusión.

La ‘ley de Bases’ declara la emergencia pública en materia administrativa, económica, financiera y energética por el plazo de un año, dándole al Ejecutivo facultades delegadas en esas materias.

La iniciativa permite la reforma del Estado, habilita a privatizar varias empresas, supone cambios en la legislación laboral y de jubilación e incluye incentivos para el sector de la energía y los hidrocarburos y para las grandes inversiones.

Junto con este proyecto, también se debate un paquete fiscal, que, entre otros aspectos, incluye un blanqueo de capitales y una moratoria impositiva y aduanera. (I)