Este miércoles la Organización Panamericana de la Salud (OPS) indicó que la situación en la región durante este primer trimestre ha tenido altibajos, que hubo 19,7 millones de casos de coronavirus y que han muerto más de 475.000 personas.

La directora de la OPS, la doctora Carissa Etienne, dijo que la situación se ha ido complicando y las salas de cuidados intensivos tienen una gran demanda, lo que provoca más muertes porque menos pueden acceder a ellas.

Paraguay, Uruguay y Cuba están teniendo brotes mayores de los que tuvieron en 2020.

“Instamos a todos nuestros estados miembros a que refuercen la vigilancia y actúen al primer signo o señal de que los casos están en aumento. No esperan hasta estar abrumados, los riesgos para sus pueblos y sus sistemas de salud son demasiados altos”, dijo Etienne.

Publicidad

Añadió que en este trimestre la OPS ha mejorado la red de vigilancia para identificar y rastrear las variantes del coronavirus, puesto que 21 países participan en este trabajo ahora.

También indicó que hasta el martes se había inmunizado a 124 millones de personas con al menos una dosis de la vacuna en América. Más de 58 millones ya tienen la segunda dosis.

Como parte de la iniciativa Covax más de 2,6 millones de dosis se han entregado en 17 países del continente. Esta semana varios países del Caribe recibirán su primer cargamento.

El atraso en las entregas, tanto en este programa como las compras directas de los países, porque la producción actual aún no es suficiente para la gran demanda.

Etienne resaltó que otro problema actual es el “nacionalismo de vacunas” y se debe trabajar para que todos los países tengan el mismo acceso.

La prevención es el primer remedio contra la pandemia y cuando se baja la guardia, principalmente en época de vacaciones, se presentan más casos.

Publicidad

Por eso es importante prevenir para que el problema no siga creciendo la ola de contagios. Por ello, según Etienne, el inicio de la solución son dos palabras: “stay home” (“quédense en casa”).

Añadió que si se puede evitar estar con otras personas, que lo hagan y cuando deban salir tomen las medidas de salud recomendadas, como lavarse las manos, usar mascarilla y evitar aglomeraciones.

La variante P1 en Brasil

Con respecto a la situación en Brasil, que en marzo cerró el peor mes de la pandemia con 60.000 muertos y que suma ya 317.646 fallecidos, la OPS señaló que el actual brote es el resultado de un aumento de la transmisión tras los desplazamientos de Navidad y de la época de carnavales, señala AFP.

“Me gustaría destacar que durante estos dos periodos la implementación de medidas de salud pública fue subóptima en la mayoría del territorio de Brasil”, indicó el doctor Sylvain Aldighieri, gerente de incidentes de la OPS.

Para el experto, esto llevó a una amplificación de la transmisión y a una dispersión geográfica, y señaló además que la circulación de la variante local P1 contribuye al aumento de los casos.

“Observamos que la variante P1 parece ser más transmisible”, indicó Aldighieri que indicó que esta variante está circulando en Argentina, Chile, Uruguay, Colombia, Paraguay, Panamá, Venezuela, Guyana Francesa, México, Estados Unidos, Canadá y en los territorios del Caribe francés y holandés.

En embargo, el experto señaló que las mismas medidas utilizadas el año pasado siguen funcionando contra esta variante. (I)