Decenas de miles de mexicanos protestaron este domingo contra una reforma del órgano electoral aprobada por el oficialismo en el Congreso, un cambio que según sus detractores va en contra del sistema democrático de cara a las presidenciales de 2024.

Bajo la consigna #MiVotoNoSeToca, una multitud vestida de blanco y rosa (colores institucionales del organismo electoral) llenó gran parte del Zócalo -principal plaza pública del país de unos 21.000 metros cuadrados- y varias calles aledañas del centro histórico de Ciudad de México.

“Es un retroceso a la democracia”, dijo sobre la reforma Alejandro Rodríguez, abogado de 61 años quien considera que el presidente Andrés Manuel López Obrador quiere controlar las elecciones presidenciales del año que viene.

Publicidad

La reforma reduce el personal y el presupuesto del Instituto Nacional Electoral (INE), entidad encargada de organizar los comicios y a la que el presidente acusa de costar mucho dinero a las arcas públicas y de haber tolerado fraudes en el pasado.

Al igual que otros manifestantes, Rodríguez también salió a la calle para “protestar contra el presidente”, al que acusa de ejecutar políticas que “perjudican a los mexicanos”.

La manifestación fue convocada por varias organizaciones políticas y civiles agrupadas en el Frente Cívico Nacional, contrario a López Obrador, quien, según la ley, no puede presentarse a la reelección. Su partido lidera las preferencias de voto de cara a los comicios del 2024.

Publicidad

Ramón Cossío, exmagistrado de la Suprema Corte Juan y orador principal del evento, acusó al mandatario de querer “apropiarse del sistema electoral”.

Grupos de oposición convocaron manifestaciones en varias ciudades de México para rechazar una controvertida reforma electoral defendida por el presidente Andrés Manuel López Obrador que los críticos ven como un ataque a la democracia antes de las elecciones clave del próximo año. Foto: -- NICOLAS ASFOURI

Cossío confió en que la Suprema Corte eche abajo la reforma cuando falle las demandas que han sido presentadas ante ese tribunal.

Publicidad

“Confiamos en ellos (los jueces), en su talante democrático, en la decisión que tomarán para preservar la vida democrática del país”, sostuvo desde una tarima el exmagistrado, a quien el presidente del país tilda de “corruptazo e hipócrita”.

En respuesta a la protesta del domingo, López Obrador, cuya popularidad ronda el 60%, convocó a sus seguidores a movilizarse el próximo 18 de marzo con motivo del 85 aniversario de la nacionalización del petróleo en México.

Cambios en ente electoral

Las autoridades de Ciudad de México, donde gobierna el oficialismo, señalaron que asistieron unas 90.000 personas a la protesta, aunque Marko Cortés, líder del opositor Partido Acción Nacional (PAN, derecha) dijo que hubo 500.000 manifestantes. También se realizaron protestas en varias ciudades del país.

Los opositores rechazan las modificaciones impulsadas por el primer presidente izquierdista de México y que fueron avaladas el miércoles pasado por el Legislativo.

Publicidad

Según el autónomo Instituto Nacional Electoral (INE), esos cambios eliminan 85% de su personal de carrera y reducen su capacidad operativa.

El INE, encargado de preparar y organizar las elecciones, asegura que la reforma reduce su estructura territorial al eliminar 300 juntas de distrito, lo que provocará que alguno de los 32 estados del país, de 125 millones habitantes, tenga una sola persona encarga de la oficina electoral.

Estos cambios afectan la actualización y depuración del padrón electoral (conformado por unos 93 millones de votantes), apuntó el ente en un documento.

También desaparece el personal encargado de capacitar a los jurados de votación y se limita la capacidad para monitorear la propaganda electoral en radio y televisión, agrega.

Igualmente, la reforma acota las atribuciones del INE para sancionar a los funcionarios públicos que se expresen a favor de un candidato en campaña.

Los opositores aseveran que todo ello afecta la independencia del órgano encargado de las elecciones e inclina la balanza a favor del Gobierno de cara a los comicios de mediados de 2024.

Los tildó de corruptos

López Obrador descalificó de antemano la protesta, al señalar que detrás está un grupo de “corruptos” que quiere volver al poder para seguir robando. El presidente considera que los directivos de INE gozan de privilegios que no tienen otros funcionarios.

El mandatario insinuó incluso que la manifestación era a favor de Genaro García Luna, secretario de Seguridad Pública durante el gobierno del expresidente Felipe Calderón (2006-2012), a quien la justicia de Estados Unidos acaba de declarar culpable por narcotráfico. (I)