Alrededor de 750 personas iban a bordo de un barco pesquero que trasladaba a un grupo de migrantes a Europa, cuando su motor falló en la noche del martes y naufragó en el mar Jónico, a 87 kilómetros de la costa de Grecia.

Todo indica que el barco partió de Libia con destino a Italia, según las autoridades. Por el momento fueron encontrados 79 cuerpos en las aguas de la península del Peloponeso.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) dijo “temer que otros cientos de personas” hayan fallecido en el siniestro.

Publicidad

Uno de los sobrevivientes del naufragio es trasladado en una camilla. Foto: Angelos Tzortzinis / AFP

La guardia costera, que ya rescató a 104 personas con vida en un complicado operativo, también teme por los cientos de migrantes que aún siguen desaparecidos. Más aún, por el hecho de que aún no se ha rescatado a ninguna mujer o niño que también viajaban en el barco.

Son todos hombres”, indicó la guardia costera sobre los sobrevivientes. Tendrían entre 16 y 40 años de edad, según El País. Se desconoce el destino de las mujeres y niños que iban amontonados en la bodega, según los testimonios de los hombres rescatados.

“No sabemos lo que hay en bodega (...) pero sabemos que muchos traficantes encierran a la gente para mantener el control”, había dicho el portavoz gubernamental Siakantaris a la agencia ERT.

Publicidad

Para localizar al resto de personas desaparecidas en el siniestro, dos barcos patrulleros, tres helicópteros y otros nueve buques patrullan el sector, una de las zonas más profundas del Mediterráneo.

Los guardacostas griegos aseguran que en el momento del naufragio, ninguna de las personas a bordo tenía chaleco salvavidas. (I)