El Gobierno de Chile anunció este jueves que a partir del próximo 11 de agosto iniciará un programa de “dosis de refuerzo” en la vacunación contra el coronavirus utilizando la vacuna de AstraZeneca para todas las personas mayores de 55 años que ya completaron su inoculación con CoronaVac.

La dosis de refuerzo se aplicará prioritariamente a las personas de mayor edad y en el orden en el cual se aplicaron las segundas dosis del esquema original, con lo que se priorizará con criterios que siguen a los de la vacunación original.

“Considerando la evolución en el tiempo de la efectividad en las vacunas y el riesgo que significa la variante delta (...) y después de haber consultado a expertos, hemos decidido iniciar un reforzamiento de la vacunación”, afirmó a la prensa de manera telemática el presidente chileno, Sebastián Piñera.

El anuncio llega dos días después de que el Ministerio de Salud (Minsal) publicara los resultados del estudio “Efectividad del Programa de Vacunación contra SARS-CoV-2”, que arrojó una disminución en la efectividad para prevenir contagio sintomático de las vacunas CoronaVac y la de Pfizer.

Publicidad

El Gobierno espera poder vacunar a cerca de 2 millones de personas de 55 o más años con dosis de refuerzo durante las primeras cuatro semanas de este plan.

“Esperamos que con esta dosis de refuerzo nuestros adultos mayores queden mejor protegidos en caso de que aumente la presencia de la variante delta o la aparición de otras, como ha ocurrido en esta pandemia”, señaló el jefe de la cartera de Salud, Enrique Paris.

Las autoridades sanitarias chilenas afirmaron que la medida se tomó luego de haber sostenido reuniones con diversos expertos, entre ellos, miembros de la Organización Mundial de Salud (OMS), organismo que pidió una moratoria global a una tercera dosis por la desigual distribución de las vacunas en el mundo.

Con el programa de vacunación original desplegado en el país desde hace seis meses, a la fecha se ha alcanzado a vacunar a más del 80 % de su población objetivo (conformada por más de 15 millones de personas de los 19 millones de habitantes del país).

En cuanto al avance de la pandemia en Chile, al día de hoy la tasa de positividad se situó en un 1,7 %, confirmando la tendencia a la baja de las últimas seis semanas en la cantidad de contagios nuevos.

Según el reporte diario, fueron detectados 1.223 nuevos casos de COVID-19, alcanzando un total de 1,62 millones de infectados desde marzo de 2020.

Publicidad

Del total, 6.591 pacientes se mantienen en etapa activa de la enfermedad, es decir, tienen capacidad de diseminar el virus.

Después de una grave segunda ola que azotó al país de marzo a julio y que tuvo a la red hospitalaria al borde del colapso, las camas críticas están copadas en un 85 %.

A la fecha, 1.241 personas se encuentran hospitalizadas en unidades de cuidados intensivos (UCI), de las cuales 988 requieren de apoyo con ventilación mecánica.

De acuerdo al Departamento de Estadísticas e Informaciones (DEIS) del Minsal, se registraron 135 fallecidos en las últimas 24 horas por causas asociadas al coronavirus, elevando el total de decesos a 35.806 desde el inicio de la pandemia, pero que superan los 45.000 considerando casos sospechosos.

Hasta hoy se han confirmado 59 casos de la variante delta en el país, la de mayor contagiosidad según la Organización Mundial de la Salud (OMS), de los cuales 55 están relacionados con viajeros y 4 son de transmisión comunitaria.

Las autoridades mantienen el cierre de fronteras para extranjeros desde abril y rige un toque de queda en la mayor parte del territorio nacional.

Tercera dosis en Europa

En tanto, la Comisión Europea despejó este jueves el camino de la tercera dosis al atribuir la decisión a cada Estado, y limitarse a sugerir tener en cuenta las evidencias científicas, cuando algunos países miembros, como Alemania y Francia, o desde fuera, el Reino Unido, anuncian el inicio en septiembre de una nueva ronda de vacunaciones.

Los países más desarrollados contemplan ya la opción para otoño, pese a la petición de moratoria hecha el miércoles por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que apela a la solidaridad con los países más pobres, y especialmente con sus habitantes más vulnerables y los más expuestos.

Las autoridades sanitarias de África, un continente en el que solo el 1,58 % de sus 1.200 millones de habitantes está vacunado contra el COVID-19 con pauta completa, respaldaron este jueves la petición de moratoria lanzada por la OMS. (I)