El Ejército de Israel realizó nuevos ataques aéreos en la Franja de Gaza, tras haber lanzado una serie de bombardeos la madrugada de este martes que causó la muerte de tres altos cargos de la Yihad Islámica Palestina y otras 10 personas, informó un vocero castrense.

“Hace poco tiempo, un avión del Ejército de Israel atacó a un escuadrón terrorista que transportaba misiles guiados antitanque en la ciudad de Jan Yunis, en el sur de la Franja de Gaza”, indicó un portavoz del Ejército israelí sin dar más detalles.

Los intensos bombardeos también dejaron veinte heridos, la mayoría civiles.

Publicidad

De inmediato, el grupo chií libanés Hizbulá, acérrimo enemigo de Israel, aseguró que la muerte de los tres líderes de la Yihad Islámica Palestina no hará más que reforzar la resolución para continuar luchando contra el Estado judío hasta “la victoria total”.

“El asesinato de líderes de la Resistencia aumentará la concienciación y unidad de la nación, y la hará más resuelta y sólida a la hora de proceder con la decisión de la guerra santa y la resistencia hasta que se logre la victoria total”, afirmó el movimiento político y armado en un comunicado.

Los altos mandos de la YIP Jalil Bahitini, Tareq Az Aldin y Jahed Ahnam fallecieron esta madrugada en bombardeos israelíes contra la Franja de Gaza, en los que también murieron al menos otras diez personas, cuatro de ellas niños, y una veintena más resultaron heridas.

Publicidad

La formación libanesa calificó los ataques israelíes de “crimen contra la humanidad” y llamó a los gobiernos del mundo, a las organizaciones internacionales y a la “conciencia global” a tomar las medidas “adecuadas” para hacer frente a este tipo de actos que “persisten” en el tiempo.

El Ejército israelí ha declarado la situación de emergencia en 40 kilómetros alrededor de la Franja de Gaza y se prepara para una escalada bélica que puede durar varios días.

Publicidad

Reacción de países árabes

La Liga Árabe condenó los intensos bombardeos contra la franja de Gaza, que causaron la muerte de 13 palestinos, tres de ellos líderes de la Yihad Islámica Palestina (YIP), y dejaron otros 20 heridos en este ataque que enmarcó “en la guerra abierta lanzada por el Gobierno israelí”.

“Esta peligrosa escalada se enmarca en la guerra abierta lanzada por el Gobierno de derechas israelí contra el pueblo palestino, sus propiedades y sus santidades para acabar con cualquier oportunidad de lograr la paz y encender el caos y la violencia en la región”, dijo el vicesecretario general para los Asuntos de Palestina y Territorios Árabes Ocupados de la Liga Árabe, Saed Abu Ali, en un comunicado.

En la misma nota pidió a la comunidad internacional, en concreto al Consejo de Seguridad de la ONU, que intervenga “de inmediato” para detener los ataques israelíes y “ofrezca protección internacional al pueblo palestino”, además de “enjuiciar a los perpetradores de los crímenes israelíes contra el pueblo palestino y llevarlos ante la justicia”. (I)