Fiscales y policías peruanos allanaron este sábado las oficinas del partido oficialista de izquierda Perú Libre en una investigación sobre el financiamiento de la campaña electoral que llevó a la presidencia a Pedro Castillo.

El allanamiento de siete inmuebles, incluida la casa del cuestionado jefe del partido, Vladimir Cerrón, fue autorizado por el juez Carlos Sánchez por un pedido de la fiscalía. Ésta abrió una causa preliminar a Perú Libre por supuesto lavado de dinero, que incluye al flamante jefe de gabinete de Castillo, Guido Bellido.

El juez autorizó el “allanamiento, registro domiciliario, incautación de bienes y descerraje (la cual deberá incluir el quebrantamiento de cerraduras, de roperos, lockers, oficinas privadas [...], cajas fuerte y cajas de seguridad de metal, madera u otros)” en los siete inmuebles, según un documento judicial.

Los allanamientos tienen lugar el día en que Castillo cumple un mes en el poder, periodo marcado por el asedio de la oposición y llamados de líderes de derecha radical para que sea destituido, y al día siguiente de que el Congreso le diera un voto de confianza al gabinete encabezado por Bellido, que le permite mantenerse en funciones.

El fiscal Richard Rojas dirigió los allanamientos en tres inmuebles de Lima y cuatro en la ciudad andina de Huancayo, donde reside Cerrón, quien fue condenado en 2019 a cuatro años de prisión suspendida por corrupción mientras era gobernador de esa región (Junín). La sentencia le impidió ser candidato a vicepresidente de Castillo.

La investigación preliminar del fiscal está dirigida contra Bellido y Cerrón, un médico formado en Cuba, así como contra el partido Perú Libre, en su condición de persona jurídica. (I)