Un evento extraño ocurrió en Jordania el pasado sábado, cerca del lado israelí del Mar Muerto cuando un estanque amaneció con el agua de color escarlata, lo que sorprendió a los residentes del Valle del Jordán, quienes no dudaron en sacar conclusiones bíblicas y teorías apocalípticas sobre el hecho.

Las piscinas del sector generalmente se llenan con el agua que proviene de las montañas en Ghor Al-Hadeetha y rellena los cráteres que se forman en las orillas del seco Mar Muerto, que forma parte de de las demarcaciones de Israel, Judea y Samaria (Cisjordania) y Jordania, sin embargo, la tonalidad roja es una novedad para moradores; varios videos y fotografías circulan en redes sociales.

Actualmente, el agua está siendo investigada por funcionarios y especialistas técnicos del Ministerio del Agua de Jordania para tomar muestras y determinar causas geológicas y biológicas que expliquen el color, indica el medio local The Jerusalem Post.

Al respecto, según recoge el portal Enlace Judío, el jefe del Sindicato de Geólogos de Jordania Sakhr Al-Nusou dijo que lo más probable es que que el cambio de color haya sido causado por algas, óxido de hierro o la adición de sustancias por parte de humanos ya que el estanque es pequeño y está aislado de las aguas del Mar Muerto.

Los resultados de los estudios se darán a conocer en los próximos días a través de los medios oficiales de Jordania. (I)