Un mensaje de denuncia ante la discriminación que sufre la diversidad sexual en Nicaragua es lo que preparó Roberto para este Día Internacional del Orgullo LGBTI.

Con un espectáculo de comedia en vivo denominado “Siempre cochón, nunca incochón”, consiguió también una explosión de risas y carcajadas.

“Me gusta actuar porque a través del espectáculo puedo hablar de la denuncia de las cosas que nos pasan”, explicó a Efe Roberto Lechado, un gay de 29 años, que se dedica a la actuación desde hace más de una década.

Lechado dijo que la comedia tiene aceptación entre la gente, sin distingos de su orientación sexual, por lo que aprovecha ese formato para generar conciencia sobre las diversas expresiones de discriminación que vive la comunidad LGTBIQ (lesbianas, gais, transgéneros, bisexuales, intersexuales y queer) en Nicaragua.

Publicidad

“Una mujer una vez se me acercó, después de presentar el show, y me dijo: ‘Roberto fui con mi mamá a tu espectáculo, no tenía ni idea de lo que íbamos a ver y le encantó y al día siguiente habló con mi hermano, que es gay y ella no lo había tomado de la mejor manera y hablaron y ahora se llevan mejor’, afirmó.

Este artista también es docente de teatro en una escuela de Managua, espacio en el que promueve reflexiones como la igualdad de género entre sus estudiantes.

Aunque este hombre moreno, de cabello rizado y grandes ojos negros que dice haber nacido con privilegios por tener una familia donde respetan su orientación sexual, ha sido víctima de la discriminación en las redes sociales, espacio que también utiliza para promover mensajes de no violencia.

“Yo digo que está la homosexualidad aceptada y la rechazada. La aceptada es la masculina. Es esta idea de hombre que no ofende, que no incomoda, entonces, esta bien pues, que siga siendo hombre, pero luego también está la homosexualidad rechazada, que es la que ya sale del cuadro de lo masculino y empieza a ser femenino, entonces, eso ya ofende”, puntualizó el comediante.

Por su parte, la artista rapera Gabriela Baca Vaughan, de 52 años, quien se autodenomina como “la primera cantautora abiertamente lesbiana” en Nicaragua, también destacó los beneficios que tiene el arte para dar visibilidad a la comunidad LGBTI.

“Gaby Baca” o “Baca Loca”, como es conocida en el mundo artístico nicaragüense, dijo a Efe sentirse contenta de ser pionera en el canto feminista y en el de la diversidad sexual, porque no solamente promueve un cambio al interpretar canciones, por ejemplo, como “La Cumbia Lesbiana” o “Sirenas”, sino también porque le permite ser ella misma en el escenario y transgredir los cánones de belleza impuestos por la sociedad.

Publicidad

Arte que libera

La cantante, con 27 años de trayectoria, comunicadora social y experta en marketing, ha realizado giras por países de Centroamérica, América del Sur y Europa, donde dice ha llevado mensajes de igualdad en sus canciones y de protección al medio ambiente.

Este año, en el marco del día del Orgullo Gay, también participó en un espectáculo, con mezcla de comedia y rap, porque, según explicó, “en tiempos difíciles, en tiempos tan duros lo que nos rescata es el humor”.

Además, dijo, las bromas y la risa han estado presente en toda su vida.

Tanto Lechado, como Baca, coincidieron que en la conmemoración del día del Orgullo Gay, la comunidad LGBTI en Nicaragua tiene la oportunidad de ser más visible y de promover una reflexión en torno a la necesidad de la inclusión y el respeto a sus derechos.

Según el estudio “Estado de la situación de los derechos humanos de la población LGBTIQ en Nicaragua”, publicado por la no gubernamental Red de Desarrollo Sostenible (RDS), la diversidad sexual del país centroamericano sufre violencia física y psicológica en las calles como consecuencia de su orientación sexual, identidad y expresión de género.

La investigación indica que este colectivo está preocupado por su integridad física, el acceso al empleo, a la educación y a la salud, derechos que muchas veces le son negados. (I)