El Gobierno, la seguridad social y la sociedad civil combaten al SARS-CoV-2 en una carrera contra el tiempo por potenciales escenarios derivados de recientes concentraciones de personas en las elecciones presidenciales y la celebración de los simpatizantes. Algo que empeoraría aún más la crítica situación de las casas de salud.

“En el triunfo del candidato hubo una ausencia de medidas de bioseguridad... Todo eso lo vamos a ver en un par de semanas”, advierte Washington Alemán, médico infectólogo, asesor en temas de COVID-19 del Municipio de Guayaquil.

El galeno considera oportuno que se ordene un confinamiento para contener el avance de los contagios.

“Persiste un aumento progresivo sostenido, el número de fallecidos sigue en aumento, el número de hospitalizaciones sigue en aumento y el número de pacientes que están esperando cama en terapia intensiva también sigue en aumento”, enfatiza Alemán sobre los motivos para que se ordene un aislamiento social.

Publicidad

Con él concuerda la epidemióloga Andrea Gómez, quien cree que dicho confinamiento debe durar como mínimo tres semanas (tiempo de incubación de la enfermedad).

La Corte Constitucional aclara que no ha coartado la atribución presidencial de decretar estados de excepción

No obstante, durante ese período, indica, el Gobierno debe tomar ciertas consideraciones para que el efecto de esa medida tenga una duración en el mediano plazo.

“Pero si solamente se envía a las personas a cuarentena, como se hizo lamentablemente el año pasado —en que se envió a una cuarentena larga pero no se hicieron otras acciones; tampoco hubo campaña de prevención y promoción, que tampoco hay—, es probable que baje la curva, por el efecto individual, pero si es que no hay estas otras acciones vamos a seguir con estas curvas”, señala Gómez.

Esas otras acciones, explica, están enfocadas en rastrear el paso del virus con una correcta vigilancia epidemiológica, a través de test y la contención de casos detectados por medio de cercos epidemiológicos para cortar la cadena de transmisión.

Paúl Cárdenas, investigador del Instituto de Microbiología de la Universidad San Francisco de Quito (USFQ), lamenta las falencias del eje preventivo de las acciones del Gobierno.

“Hacemos muy pocos test gratuitos, peor a los contactos (del infectado). Voy a un hospital, pero nadie me pregunta con quién me reuní, si estuve en contacto con mi mamá, papá, etc. Deberían movilizarse para hacerles test. Si mi papá está enfermo y vive con dos o tres personas jóvenes, lo más probable es que estás personas ya hayan tenido el virus y hayan sido asintomáticas. Y al no hacerse el test siguen moviendo el virus”, explica.

Publicidad

Cárdenas, quien analiza la genética de microorganismos, espera que se fortalezcan esos controles para evitar más efectos adversos por las variantes del SARS-CoV-2 detectadas en el país y que aparentemente son más agresivas.

Este Diario solicitó una entrevista al MSP, pero no se confirmó una cita.

Una de las clausuras realizadas el año pasado en Ecuador por incumplir el toque de queda. Archivo.

Adicional a las acciones sugeridas, la epidemióloga Gómez considera que las directrices deben de surgir de un análisis no solo de funcionarios del Gobierno central.

“Constituir un comité científico-técnico, en la mayor parte de países en el mundo son comités ad honorem, son parte de múltiples áreas en donde le dan sugerencias al Gobierno para que este tome las mejores decisiones, pero eso no ha sucedido. Lamentablemente no ha habido un trabajo conjunto entre la academia y el Gobierno”, comenta Gómez.

Recomendaciones

El doctor Alemán recomienda a los ciudadanos que tengan contacto con desconocidos o personas sospechosas de COVID-19 que realicen un aislamiento voluntario hasta que se realicen una prueba.

A partir del quinto día de ese contacto riesgoso o el día en que presente síntomas, la persona debe realizarse una prueba PCR por hisopado, indica Daysy Avilés, doctora tratante de casos de COVID-19: “Porque si se va a hacer una prueba rápida (antes del quinto día) le va a salir negativa. Porque donde primero puede encontrar el virus es en la prueba de entrada, que es el área respiratoria”.

No obstante, Avilés advierte que dichas pruebas pueden generar falsos negativos y que por eso la importancia de evitar contactos fuera del núcleo familiar. (I)