María Celeste ríe ante las muecas de su madre, Génesis Lozano, quien trata de entretenerla durante los días de confinamiento.

“Tiene nueve meses y es una bebé muy demandante, por eso, entre semana la cuida mi suegra en su casa. Eso nos ayuda a teletrabajar casi con normalidad. Su papá la lleva en la mañana, retorna a nuestra casa para trabajar y la recoge por la noche”, explica la periodista de 29 años, quien vive en la ciudadela Villa Bonita, en el norte de Guayaquil.

La maternidad ha sido todo un reto para Génesis, quien vivió su embarazo en plena crisis sanitaria.

“En diciembre del 2019 nos enteramos del embarazo. Viví con mucho estrés por el temor de contagiarme. Mi esposo salía a comprar la comida y desinfectábamos todo. Un hábito que hasta ahora lo tenemos”, recalca.

Las visitas a la ginecobstetra eran una odisea, cuenta, porque el consultorio queda en una torre médica donde hay afluencia de enfermos: “Íbamos forrados, con doble guante, mascarilla, alcohol. Y cuando di a luz fue duro, porque no podía estar con mi familia. En agosto nació y a los dos meses mi papá conoció a su nieta. Cuando la visita, él se baña en alcohol para cargarla”.

El estrés no se ha ido del todo, pues el riesgo sigue latente y mantener distraído a un bebé es complicado, sobre todo los fines de semana, cuando en la práctica son días de seguir trabajando, pero en los quehaceres del hogar.

“Ella quiere que la tenga en el mesón de la cocina mientras preparo la comida. El papá se la lleva y le hace escándalo porque no me ve”, dice entre risas.

Ante la necesidad de darle espacios seguros de distracción a su hija, Génesis y su esposo han optado por ir de excursión a lugares naturales cerca de su hogar, en el noroeste de Guayaquil: “Como no se puede viajar o ir a algún lugar turístico salimos a caminar por senderos naturales. Ahí se respira aire puro, se escuchan las aves y pasamos tiempo de familia”.

[Madres en pandemia] Catherine Yagual: su suegro murió, le detectaron cáncer a su mamá, su esposo entró en cuarentena, y asumió las riendas del negocio familiar

[Madres en pandemia] Lisette Cuenca: Temo que el bebé se contagie cuando lo llevo a consulta en bus

[Madres en pandemia] Jennifer Herrera: Miedo es lo que más he sentido, pero Sebas (su hijo) me llena de alegría en medio de la pandemia

Pese a los efectos socioeconómicos negativos de la pandemia, ella destaca que esta situación “ha llevado a las familias a compartir más tiempo, a diferencia de los años previos a la emergencia, y eso hay que aprender a valorar”. (I)