Esta es la historia de Jhoanderson Medina, un venezolano de 29 años que dejó su país en 2018, migró a Ecuador, pero tras cinco años decidió retornar a Venezuela. Ni en su tierra ni en la que escogió para vivir con su familia pudo superar la pobreza y precariedad, consecuencia de regímenes que no logran solventar las crisis económicas y políticas.

Jhoanderson era pescador de la localidad de Punto Fijo, en la costa noroeste de Venezuela, cuando en abril de 2018 emprendió camino en bus hacia Ecuador, adonde ya había migrado su suegra.

Publicidad

Después siguieron su esposa, Eurimar, y la hija de ambos, Eliannys, quien fue matriculada en la educación inicial en Ecuador, ya que llegó de ocho meses, y posteriormente empezó la educación básica. Ahora ya tiene 6 años de edad.

‘Preocupa que la Asamblea ofrezca otorgar indultos a los miembros de las fuerzas de seguridad que cometan abusos’, dice Juan Pappier, subdirector en la región de Human Rights Watch

En Guayaquil procrearon a Jhoandry (actualmente de 4 años de edad), quien también fue inscrito en el sistema educativo fiscal en educación inicial, pero los dos menores ya no estudiaban en Ecuador desde el año lectivo 2022/2023.

Ambos son parte de los 37.649 venezolanos que dejaron de registrarse en el sistema educativo del Ecuador del 2021 al 2023.

El número de venezolanos matriculados pasó de 60.146 en el año lectivo 2021/2022 a 22.497 en el periodo 2023/2024, una reducción del 62,6 %, es decir, tres veces menos, según las últimas cifras del Ministerio de Educación.

Publicidad

Jhoanderson dejó su país natal durante el régimen socialista iniciado por el fallecido Hugo Chávez en febrero de 1999 y que hasta ahora continúa con Nicolás Maduro. “Había escasez y lo que se ganaba no alcanzaba, por eso me fui”.

Al llegar a Ecuador trabajó en albañilería y como pintor en el sector de la construcción, pero sus ingresos eran irregulares. Un mes había para subsistir y el siguiente pasaba penurias. “Lo único es que se podía comprar de todo sin hacer filas de días enteros, pero lo que se ganaba se iba casi todo en el arriendo hasta que la cosa se fue poniendo peor debido a la delincuencia”.

La familia se asentó en Los Vergeles, un sector que se inició como invasión en el noreste de Guayaquil, donde pagaban hasta cien dólares de arriendo.

Lo ocurrido alrededor de las 20:00 del 7 de marzo de 2023 fue lo que motivó la salida de Ecuador. Jhoanderson estaba con su esposa en una reunión social afuera de la casa de un vecino cuando se registró una balacera. “Lo que hice fue lanzarme sobre mis dos hijos que estaban conmigo”, cuenta.

Pero una bala perdida le quitó la vida a uno de sus amigos que estaba con él esa noche. “Luego de eso decidimos regresar a Venezuela, la cosa se estaba poniendo dura”, indica.

Daniel Regalado, dirigente de los venezolanos, reconoce que hay un descenso en la matrícula de extranjeros en el caso de los venezolanos en los establecimientos educativos. “Muchos han tomado la decisión de buscar un tercer país o regresar a Venezuela y así planificar una nueva migración con otras expectativas, ya que Ecuador no ha logrado cumplir sus planes de residencia permanente”.

El descenso de la matrícula de niños extranjeros se ha intensificado más en los dos últimos años, agrega.

Jhoanderson es un venezolano que retornó a su país con sus dos hijos y esposa luego de trabajar por más de cinco años en Guayaquil. Foto: TOMADA DE FACEBOOK

Jhoanderson y Eurimar dejaron Ecuador en septiembre de 2023 con sus dos hijos. Los menores ya no estudiaban ya que estuvieron inscritos hasta 2021.

“Siempre tuvimos el problema de que nos asignaban escuelas lejanas, pero igual el varón menor alcanzó a ir a la educación inicial como le llaman”.

Ahora están en Punto Fijo. Si bien ya no hay escasez, sigue el problema de la falta de empleo. Lo que se gana no alcanza, por lo que Jhoanderson tiene previsto migrar nuevamente, esta vez a Medellín, en Colombia.

Su familia sigue en vaivén. Ni el régimen de Venezuela ni el de Ecuador logró garantizar un mínimo en esos países que genere tranquilidad y prosperidad en el grupo poblacional más vulnerable y susceptible a migrar.

“No hay una inclusión social como debería ser en el país, están las falencias para la regularización, la xenofobia y la mala administración pública en contra de los extranjeros, todo eso coadyuva para que los venezolanos estén saliendo del Ecuador”, asegura Regalado.

Como tienen previsto retornar hay algunos que ya no les inscriben en el año lectivo que tienen pensado retornar a Venezuela.

El problema en el país con las mayores reservas de crudo se origina en la falta de poder adquisitivo de las familias. “Ahora hay de todo en Venezuela, el tema es que la parte económica no es estable porque los precios son exorbitantes. Un pollo que acá en Ecuador vale seis dólares allá puede llegar a costar hasta 30 dólares. La hiperinflación es exagerada y los salarios son mínimos”.

¿Por qué los venezolanos están saliendo de Ecuador?

Venezolanos y ecuatorianos son las nacionalidades que más atraviesan la selva del Darién (frontera entre Colombia y Panamá) con el fin de llegar a Estados Unidos. Foto: AFP

Jhoanderson afirma que ya extrañaba a los familiares que dejó en su país hace más de cinco años. Y otra causa es que en Ecuador no logró encontrar un trabajo estable. Solo tenía empleos esporádicos y la mayor parte de lo que ganaba casi se iba en arriendo.

Las últimas cifras del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) muestran que apenas el 35,8 % de las personas que tienen trabajo están dentro de la categoría de empleo adecuado, es decir, ganan más o igual que el salario mínimo fijado en 460 dólares para este 2024.

Ecuador está entre los tres países latinoamericanos más violentos junto con Venezuela y Honduras, indica informe de Human Rights Watch

El 64,2 % restante de la Población Económicamente Activa está en el subempleo, en la categoría de empleo inadecuado, lo que significa que ganan menos del salario básico, o no tienen trabajo y lo buscan (desempleo).

Una tercera razón, dice Regalado, es que retornan a su país de nacimiento para tramitar documentos como la cédula y el pasaporte. “Estando en Venezuela lo pueden hacer al cambio de la moneda que circula allá, entonces lo hacen de manera relajada, sin tener que pensar en pagar el arriendo porque viven con sus familiares”.

Estos venezolanos salen de Ecuador con la mirada puesta en España e incluso Estados Unidos, país al que buscan entrar a través del la selva del Darién, límite entre Venezuela y Colombia, continuar por Centroamérica hasta llegar a México.

Uno de ellos es Jhoanderson, quien tiene familiares que han logrado completar esta travesía. “Sé que hay peligros, pero acá no se hace nada, hay que intentar”, refiere. (I)