Un estudio desarrollado por varios investigadores nacionales e internacionales, y difundido por el Ministerio de Ambiente, Agua y Transición Ecológica del Ecuador, asegura que hay al menos 2.677 plantas exóticas naturalizadas en América del Sur.

Se consideran especies exóticas a las que han sido introducidas por actividades humanas desde otras regiones diferentes a su hábitat nativo. Estas introducciones pueden ser accidentales o intencionales, pero algunas pueden naturalizarse y volverse invasoras, poniendo en riesgo la biodiversidad, la economía y la salud humana. De hecho, las invasiones por estas plantas son la segunda causa de pérdida de biodiversidad a escala global.

Se registran cinco nuevas especies de mamíferos en Ecuador, dos llevan sus nombres en honor a Richard Carapaz y Neisi Dajomes

A pesar del creciente conocimiento sobre la riqueza y el estado general de las plantas exóticas introducidas, se desconoce en gran medida el alcance real de la distribución, la abundancia y los efectos de las plantas invasoras en la región.

Publicidad

El estudio, en el que participaron expertos de la Universidad Federal de Lavras (Brasil), Universidad Espíritu Santo (Ecuador), Instituto Nacional de Biodiversidad del Ministerio del Ambiente, Agua y Transición Ecológica (Ecuador), Universidad Federal de Santa Catarina, Instituto Hórus de Desenvolvimiento y Conservación Ambiental (Brasil), Dirección Regional Patagonia Norte de la Administración de Parques Nacionales (Argentina), Universidad Nacional del Comahue (Argentina) y Universidad de Concepción (Chile), anota que no existe una lista oficial completa de especies de plantas introducidas al Ecuador continental. Sin embargo, en una versión preliminar establece 677 especies, de las cuales el 13 % (88 especies) han sido reportadas como invasoras en otras regiones del mundo.

A diferencia del Ecuador continental, las islas Galápagos tienen un inventario detallado de las especies de plantas exóticas. En las islas se han registrado 881 especies de plantas exóticas, lo que se considera una de las más graves amenazas para la biodiversidad del archipiélago.

En este estudio, los investigadores utilizaron datos a nivel de cada país sobre el número y la identidad de las especies de plantas exóticas para probar qué factores estaban relacionados con la naturalización de plantas exóticas en América del Sur. Para hacerlo, se compiló una lista de las especies más prominentes en el continente y se revisó la legislación existente para prevenir y manejar sus invasiones.

Planta tropical que se creía extinta es redescubierta en Ecuador

En este proceso se encontró que la latitud media y el número de bioclimas eran buenos predictores de la riqueza de plantas exóticas naturalizadas. También, que las invasiones de plantas tienen impactos generalizados en los ecosistemas de América del Sur, pero que la magnitud real de los impactos se desconoce en gran medida porque se han estudiado muy pocas especies invasoras y ecosistemas invadidos.