Publicidad

Destacar sin la figura de Correa, el reto de Arauz en segunda vuelta; el de Lasso o Yaku será llamar a la unidad

Mejorar el discurso, presentar propuestas reales, edificar marcas personales y especialmente conectar con las necesidades del electorado será fundamental.

Andrés Arauz, Guillermo Lasso y Yaku Pérez tuvieron aciertos y errores en la campaña de primera vuelta.

Que la mayoría del electorado vote por Andrés Arauz y no por el recuerdo del expresidente Rafael Correa será el primer gran desafío que tendrá el candidato de UNES para la segunda vuelta electoral. Según analistas consultados, el presidenciable del correísmo logró asegurar el “voto duro” que tiene el exmandatario en el país (32%), pero no sumó votos por cuenta propia. No lograron ganar en una sola vuelta como pregonaban en campaña.

Además, la dispersión por el número de candidatos en la papeleta ayudó a que asegurara su participación para el balotaje, pero esta división se esfumaría el próximo 11 de abril.

De allí, que su equipo comunicacional, y Arauz mismo, han empezado a crear una marca y estilo personal para convencer al electorado que, de ganar las elecciones, él será el que liderará el país en su gobierno y así esquivar los dardos que lo llaman “apéndice” o “llavero” de Correa.

“Vemos que el resto de votos (68%) son votos de rechazo a las políticas correístas y estos se dividieron entre los otros 15 candidatos. Ahora tendrá que buscar que voten por Andrés Arauz y no solo por Correa”, dice Dayana León, analista política y experta en procesos electorales.

Publicidad

Las frases como: “no voy a hablar a nombre de Rafael Correa, así como él no puede hablar a mi nombre”, “el odio ya pasó”, su actual gira por Estados Unidos, incluso conversando con miembros del Fondo Monetario Internacional (FMI), y su apertura para acuerdos comerciales responden a este cambio estratégico para la segunda vuelta, indica León.

En tanto, Guillermo Lasso, de CREO-PSC, o Yaku Pérez, de Pachakutik, que se encuentran en una pugna por saber quién pasa a la recta final para llegar a Carondelet (hasta hoy se esperaba que se proclamen los resultados oficiales), tendrán que llamar a la unidad de todos los ecuatorianos que eligieron otras tendencias para conseguir su voto de pasar a la segunda vuelta.

Para Patricia Astudillo, consultora política, uno de los grandes errores de Lasso, que no le permitió hasta el momento asegurar su presencia en la parte final de la lid electoral, fue repetir preceptos de la campaña que hizo en 2017 sin mirar el contexto actual, sin la presentación de propuestas que respondan a necesidades nuevas y sin “conectar con la gente”.

De hecho, solo al final de la actual contienda propuso elevar el salario básico a $ 500. “Esto fue como fuegos artificiales electorales que quedaron diluidos, sin fuerza. Debe mejorar el discurso”, añade León.

Si Lasso quiere ganar debe cambiar su conexión con el votante, conquistar al electorado. Tratar de generar, de forma no forzada, empatía con esos millones de jóvenes (que votaron por otras tendencias) que ahora están fluctuando y no saben dónde ir”, afirma Astudillo.

En el país existen 2,7 millones de centeniales y 3,3 millones de mileniales habilitados para votar, según cifras del Consejo Nacional Electoral, y serán ellos, dice Astudillo, los que decidirán quién será el nuevo presidente. “Ni Arauz ni Lasso llegaron a esta parte del electorado”, dice la experta.

Publicidad

Una de las estrategias de Lasso, presentada el miércoles pasado, para lograr una conexión “real” con los sufragantes fue habilitar líneas de WhatsApp para “construir propuestas” y ser parte del “Ecuador del encuentro”. Sin embargo, estas iniciativas deben ser medidas, ya que en exceso pueden ser demasiado intrusivas.

De pasar Pérez (indicó que impugnaría los resultados si no llega a segunda vuelta), el reto será también llamar a la unidad, pero, además, acercarse a la Costa, donde no ganó en ninguna de las provincias, mostrar a su equipo de trabajo, en especial a su binomio, y su faceta de profesional para manejar un país.

Pérez trabajó muy bien su campaña en territorio, logró capitalizar el voto de jóvenes preocupados por el medioambiente, el anticorreísta y “conectó” con las necesidades de la gente a través de un saxofón y una bicicleta. “Los jóvenes ya no quieren confrontación, quieren vidas más tranquilas. Esto lo supo capitalizar bien Yaku”, afirma Pablo Vidal, consultor de Comunicación Digital.

Sin embargo, aclara que de pasar al balotaje, Pérez también debe mejorar su estrategia digital y no solo difundir contenidos “humorísticos”. Necesita mostrar sus propuestas, dice el especialista.

¡Claro que se puede!

El Ecuador que recorro en bicicleta no es el de los catálogos ni estadísticas frías, sino del que late, respira y contagia. #ClaroQueSePuede #YakuEs #YakuPresidente

Publicada por Yaku Perez Guartambel en Martes, 26 de enero de 2021

Una de las sorpresas de primera vuelta fue la votación alcanzada por Xavier Hervas, de Izquierda Democrática. Su éxito se debió a una excelente campaña digital que respondió a las necesidades de los jóvenes e interactuó con ellos.

En una de las últimas transmisiones que hizo en redes sociales antes del 7 de febrero, Hervas se mostró contento porque había superado, por primera vez, los 12.000 espectadores en vivo en Facebook y más de dos mil en TikTok. Además, su desempeño en los debates presidenciales fue destacable, según Vidal.

Su viralización en plataformas digitales fue orgánica, es decir, no necesitó pagar por la difusión de sus contenidos, agrega el especialista. Aconseja a los aspirantes que estarán en segunda vuelta tomar los aspectos positivos de la campaña de Hervas y replicarlos.

Conversemos 🇪🇨

Publicada por Xavier Hervas en Sábado, 6 de febrero de 2021

Aunque ha asegurado que no apoyará a ningún candidato en segunda vuelta, Hervas ha dicho que no votará por el correísmo. Afirmó que no le dirá a su militancia por quién votar, ya que esto es parte “de la política del pasado” e hizo un llamado a Lasso y Pérez para unirse y no permitir que el correato vuelva al poder.

Esta postura lo perfila para una futura candidatura si se mantiene vigente en el tablero político nacional, concuerdan León y Astudillo.

“Ya no sirven los discursos planos de los candidatos y más aún en lo digital. Si en primera vuelta no han llegado a una masa electoral más amplia deben generar estrategias distintas, mostrar propuestas reales sin populismos para sacar el país adelante”, dice Vidal.

Se espera que largas filas no se repitan

La jornada electoral del pasado 7 de febrero se vio marcada por las largas filas que los ciudadanos tuvieron que realizar dentro y fuera de los recintos electorales a nivel nacional debido a la falta de conformación de Juntas Receptoras del Voto y por protocolos de bioseguridad y control de aforos.

Los sufragantes esperaron hasta dos horas para votar. Esto se mejoró cuando el CNE decidió abrir en su totalidad las entradas a los recintos. Se espera que esta medida se mantenga para la segunda del próximo 11 de abril.

Además, el tiempo se reduciría aún más, ya que solo se votaría para presidente, por lo que se recibiría una solo papeleta. Los miembros de las juntas serían los mismos que en primera vuelta.


Publicidad

Comparte este artículo

¿Encontraste un error en esta noticia?