¿Ha sentido como que tiene un cuerpo extraño adherido a las amígdalas? ¿O desde su garganta se han desprendido una o varias pelotitas diminutas, algo amarillentas, con muy mal olor? Se llaman cáseum o tonsilolitos, hay manera de evitarlos y con ello el molesto aliento de dragón.

El otorrinolaringólogo Jorge Enrique Baquerizo y Flores explica que los tonsilolitos son restos de alimentos que quedan atrapados en las criptas amigdalinas. Al ser restos de alimentos no son de origen infeccioso y tampoco requieren del uso de antibióticos.

Aunque se los considere cálculos amigdalinos, desde su consultorio en la clínica Kennedy, Baquerizo y Flores señala que no son causa de enfermedades malignas tipo cáncer, pero advierte que “en algunas ocasiones al ser deglutidos (tragarlos empujados por alimentos) podrían provocar trastornos digestivos irritativos con dispepsias (indigestión)”.

El médico José Rivas señala que los enjuagues orales y el cepillado dental ayudan en la prevención. Y cuando los tonsilolitos ya se han formado, también las gárgaras con enjuague bucal son aliadas para expulsarlos. Si causan mucha molestia, se puede ayudar al paciente con una paleta bajalengua porque algunos intentan forzarlos con el cepillo dental y se lastiman las amígdalas.

Publicidad

El otorrinolaringólogo José David Alvarado coincide en que la buena higiene oral, de preferencia con algún colutorio para hacer gárgaras, es suficiente para no producir tonsilolitos o eliminarlos. Agrega que en raras ocasiones persisten síntomas como la halitosis o mal aliento crónico y se podría llegar a un procedimiento quirúrgico llamado amigdalectomía.

Baquerizo y Flores también lo advierte: “Su sola presencia (cáseum) no es indicativo de cirugía de amígdalas, salvo que produzcan mucha incomodidad por la halitosis y muchos trastornos digestivos”.

Alvarado precisa que en la mayoría de los casos los tonsilolitos pasan desapercibidos y no producen síntomas, sin embargo, no desconoce que en algunas personas pueden producir molestias en la garganta, sensación de dolor al tragar y de tener un cuerpo extraño o mal aliento.

Baquerizo y Flores dice que la presencia en algunas personas “depende de la profundidad de las criptas amigdalinas y en ciertas ocasiones no se expulsan y hay que hacer maniobras locales para su extracción. A veces podrían pasar largos periodos de tiempo sin presentarse. En otros casos pueden ser muy frecuentes”.

Publicidad

Los tres médicos consultados afirman que los tonsilolitos no son una infección y por ende no requieren tratamiento antibiótico.

Soluciones domésticas

Prevención

  • Cepillado dental, incluye la lengua
  • Enjuague oral, incluye gárgaras
  • Tomar mucha agua

Para eliminarlos

  • Gárgaras con enjuague oral
  • Gárgaras con agua tibia con sal
  • Gárgaras con vinagre de manzana
  • Si las molestias persisten, visite a un médico y no se introduzca ningún objeto


Publicidad





Publicidad