Las redes sociales son una plataforma mundial que puso en ascenso una nueva profesión, la de crear contenidos digitales.

A los productores audiovisuales tradicionales que creaban programas, comerciales y propaganda para radio y televisión, a través de medios de comunicación o empresas de publicidad y marketing, se suman los nuevos creadores, ciudadanos de a pie que se inician con su celular, vuelven virales sus contenidos y conforman un nicho de seguidores.

Una de las claves para monetizar su trabajo es vincularse con las marcas ya establecidas en el mercado o las nuevas.

Publicidad

¿Cómo hará el SRI el control de más de 500 ‘influencers’ en Ecuador?

Los creadores de contenidos digitales son para las marcas una de las maneras de conectar de forma auténtica, mantener un enfoque innovador y llegar a grupos reducidos. Estas “son algunas de las oportunidades que supone para las marcas colaborar con los creadores de contenidos de internet”, según el informe Monetizando la creatividad: el impacto de los creadores en el mundo digital, elaborado por el equipo de influencia digital de la consultora LLYC.

“El auge de la tecnología y las plataformas digitales ha abierto un nuevo panorama para el talento creativo. Le ha permitido monetizar su trabajo y alcanzar audiencias globales que antes eran impensables”, indica este informe.

Publicidad

Se estima que el número de creadores de contenido ya ha alcanzado los 50 millones a nivel global y que el valor económico que generan supera los 109.000 millones de dólares al año. “Se trata de una industria formada no solo por creadores, sino también por plataformas y otros agentes y marcas del mundo de la publicidad, el comercio electrónico y el patrocinio”. Es lo que ya hoy se conoce como ‘la economía de los creadores de contenido’ o ‘la era de los creadores’.

En el informe se analiza el auge de la economía de los creadores de contenido en el mundo digital y las nuevas oportunidades de negocios que esto representa para las empresas.

Publicidad

“La industria ha evolucionado y ha pasado de hablar de ‘influenciadores’, una noción que clasificaba la influencia según el número de seguidores, a hablar de ‘creadores de contenido’, un concepto en el que la influencia se define, además, de acuerdo con valores de legitimidad, credibilidad y naturalidad, elementos que muchas veces las compañías no tienen de forma orgánica. Gracias a estos perfiles del mundo digital, las marcas pueden humanizar sus mensajes y su comunicación, utilizar el código correcto en cada espacio y conseguir, así, conectar con las audiencias y los clientes”, comenta Marta Alonso, directora sénior de Influencia Digital de LLYC en Estados Unidos.

SRI contactará directamente a los ‘influencers’ para su formalización

La aparición de estas nuevas voces procede de la necesidad de transformar los mensajes en historias y contenidos audiovisuales que generen la conexión necesaria para no perder la atención. indica el documento.

A los creadores digitales se los define como “aquellas personas que generan contenido original en el mundo digital y que se han convertido en una fuerza económica significativa”.

Publicidad

Estos productores de contenido influyen y alcanzan comunidades diversas, grandes y pequeñas, construidas alrededor de casi cualquier tema y a través de muchos y muy diferentes canales como YouTube, Twitch, Instagram, TikTok o Reddit. Tanto es así que el crecimiento de esta industria ha sido impulsado, en parte, por las propias plataformas digitales, que fomentan la conexión entre los creadores y sus audiencias, impulsan las interacciones entre ambos y facilitan la retroalimentación en tiempo real”, indica el informe.

Este camino es una opción en la que “pueden generar ingresos a través de patrocinios, publicidad y ventas de productos”.

En el informe se identifican las principales oportunidades que facilitan los creadores y que suponen un impulso estratégico para las empresas y sus marcas. Aquí los cinco tips:

● Conectar de manera más auténtica. Los creadores de contenido suelen establecer conexiones sólidas y auténticas con sus seguidores. Estas relaciones se basan en la confianza y la credibilidad que han ganado a lo largo del tiempo, porque proporcionan contenido valioso y relevante. Al asociarse con creadores de contenido, las empresas pueden aprovechar esta confianza y credibilidad para fortalecer la percepción positiva de su marca y sus productos entre la audiencia del creador.

● Descubrir nuevas comunidades que de forma orgánica y con una comunicación más tradicional y corporativa no podrían alcanzar las marcas. Los creadores de contenido no son un outsider (como sí puede serlo una empresa), sino un miembro más de aquellas comunidades de las que quieren formar parte las marcas.

● Un discurso más creativo y con enfoque innovador. Los creadores tienen el conocimiento y las experiencias que conectan con el propósito de la comunidad, por lo que su forma de presentar las historias corporativas y los productos y servicios puede ayudar a trabajar con enfoques más creativos y diferenciadores en un entorno digital saturado.

● Grupos nicho con un gran interés. Una de las grandes oportunidades que presentan los creadores para las marcas es su llegada a grupos reducidos, pero muy comprometidos e interesados con la causa que comparten.

● Estar al día de las tendencias y cambios en el mercado. Los creadores de contenido están constantemente al tanto de las últimas tendencias y los últimos cambios en las plataformas, en los formatos y en las nuevas formas de conectar con los seguidores. Colaborar con ellos ayuda a las marcas a estar actualizadas y seguir siendo relevantes.

El informe de LLYC señala que “gracias a estos perfiles, las marcas pueden humanizar sus mensajes y su comunicación, utilizar el código correcto en cada espacio y conseguir, así, conectar con las audiencias y los clientes. Sin duda, la colaboración con estos perfiles puede permitir a las marcas posicionarse y resaltar dentro del escaparate digital”. (I)