Desde mayo del 2019, el volcán Sangay inició un nuevo período eruptivo. El Instituto Geofísico (IG), basado en la información de la que dispone hasta el momento, señala que este sería el período de mayor magnitud en las últimas décadas.

Este período ha tenido como características principales la emisión de flujos de lava, su frecuente destrucción y la formación de columnas eruptivas que expulsan importantes cantidades de ceniza a la atmósfera, detalla el IG.

El instituto ha informado además que desde agosto-septiembre del 2020 el nivel de actividad eruptiva del Sangay se ha incrementado, produciendo fuertes erupciones el 20 de septiembre de 2020, así como otras más recientes del 6 y 11 de marzo de 2021.

Han sido cinco grandes erupciones detalló en una entrevista de televisión el vulcanólogo del Geofisico Benjamin Bernard:

Publicidad

  • 8 de junio del 2020
  • 20 de septiembre del 2020
  • 23 de enero del 2021
  • 6 de marzo del 2021
  • 11 de marzo del 2021

Este patrón de actividad indica que el volcán presenta una alta tasa de ascenso y acumulación de magma en su interior, lo cual sugiere que la actividad eruptiva continuará en las proximas semanas o meses, se indica en el boletín especial, emitido por el Insttituo Geofísico, respecto al volcán.

Bernard fue enfático al afirmar que aunque es muy difícil saber lo que va a hacer el volcán en los próximos meses o años, no está bajando el nivel de actividad. El vulcanólogo dijo que el Sangay sigue con mucho gas y bastantes sismos cada día y hay una deformación del volcán que indica que hay magma subiendo. Esas son señales de que pueden repetirse emisiones más fuertes con columnas de 5 y 10 km de altura que puede afectar a varias provincias.

El pasado 11 de marzo las autoridades correspondientes declararon en emergencia a la provincia de Chimborazo, debido a las afectaciones registradas por la actividad del Sangay, entre estas, caída de ceniza y de material volcánico.

Ceniza del volcán Sangay provocó cierre del aeropuerto de Guayaquil y afecta a Chimborazo, Bolívar, Guayas, Los Ríos y Cañar

El martes último, el IG informó sobre una emisión moderada de ceniza proveniente de este volcán, la cual se dirigía hacia el occidente del volcán y por esto era posible que se registre la caída de ceniza, de diferente intensidad, en las provincias de Chimborazo, Bolívar, Los Ríos y probablemente en Guayas, por lo que recomendaba tomar las precauciones necesarias.

El IG indicó este miércoles que, aunque “a través de las cámaras no se observaron emisiones, el Centro de Alerta de Ceniza Volcániza (VAAC, por su sigla en inglés) registró tres alertas de emisión de ceniza observada en satélites que bordearon alturas de 900 y 1.500 metros sobre el nivel del cráter en dirección suroccidente y occidente”.

Los datos recogidos por la entidad hasta el momento sugieren que el Sangay seguirá manifestándose como hasta el momento: “Este patrón de actividad nos indica que el volcán presenta una alta tasa de ascenso y acumulación de magma en su interior, lo cual sugiere que la actividad eruptiva continuará en las próximas semanas/meses”.

Sangay, un volcán milenario que lleva activo más de 12 meses, pero sin riesgo de una gran erupción

Debido a esto, la entidad recomienda no acercarse a las zonas de peligro del Sangay; en caso de estar en una zona de caída de ceniza, es necesario protegerse con mascarilla, gafas de protección y limitar su exposición a estas condiciones. (I)