Publicidad

Residentes de parroquias fronterizas de Carchi obtuvieron cédulas por primera vez

Brigada atendió a 822 pobladores en el sector limítrofe de Carchi con Colombia, entre ellos indígenas Awá.

En las parroquias fronterizas de Chical y Maldonado, a 80 y 100 km de Tulcán, en el norte del Ecuador, 822 pobladores fueron cedulados por primera vez, entre los que se incluyen indígenas Awá. Foto: Cortesía

En las parroquias fronterizas de Chical y Maldonado, a 80 y 100 kilómetros de Tulcán, en el norte del Ecuador, 822 pobladores fueron cedulados por primera vez, entre los que se incluyen indígenas de la etnia Awá.

Estas jornadas responden a acciones conjuntas entre el Consejo de Protección de Derechos de Tulcán (CCDP-T), la Dirección Regional del Registro Civil, Identificación y Cedulación y las Juntas Parroquiales con el financiamiento de la Agencia de las Naciones Unidas para los refugiados (Acnur).

Patricia Almeida, del CCDP-T, explicó que este proceso garantiza el derecho a la identidad, posibilitando que los beneficiarios con el documento de identidad accedan a los sistemas de educación, salud, planes sociales, transporte y protección del Estado.

Estas acciones evitan condiciones propicias para delitos como el tráfico de niños, explotación sexual y la apropiación ilegal, agrega Almeida Iglesias, quien destaca el trabajo interinstitucional para atender a todos estos sectores considerados vulnerables.

Publicidad

María Chamba, oriunda de El Chical, tras mostrar emocionada el documento que certifica que sus hijos son ciudadanos ecuatorianos con derechos y responsabilidades, señaló que no pagó un solo centavo, confirmando que el proceso de cedulación desarrollado en el noroccidente carchense fue gratuito.

Chamba tiene siete hijos y no cuenta con los recursos suficientes para salir hasta las dependencias del Registro Civil en Tulcán, al informarse sobre la cruzada aprovechó de la presencia de la brigada de cedulación en esta jurisdicción para cumplir con este requisito que le permitirá legalizar la educación de sus hijos.

Mientras que Antonio Tepud, habitante de Maldonado, renovó su documento de ciudadanía cuenta que trasladarse a la capital carchense (Tulcán) tiene un costo superior a los $25 y muchas veces deben regresarse porque no hay turnos, afectando a la exigua economía de estas familias.

Las dificultades de traslado, falta de carreteras, precaria economía y ausencia de información hacen que muchos habitantes no logren el documento de identidad.

Para Iván Rosero, presidente de la Junta Parroquial de El Chical, los problemas de identificación son constantes y generan serios inconvenientes en el tema educativo.

La autoridad precisa que quienes no cuentan con la cédula no pueden ingresar al catastro de comercialización de gas doméstico que busca racionalizar y controlar la venta para evitar el contrabando en las zonas fronterizas. (I)

Redacción
Redacción

Comparte este artículo

¿Encontraste un error en esta noticia?