Esta tarde, la Comisión de Mesa declaró inadmitido el pedido de remoción en contra del vicealcalde de Quito, Santiago Guarderas. La razón, presentada por la concejala Mónica Sandoval, fue que existió litispendencia, es decir, el segundo pedido de remoción fue ingresado cuando todavía se encontraba pendiente una resolución sobre el primer pedido.

La sesión extraordinaria que se llevó en modalidad virtual se inició a las 16:00 y fue convocada por el alcalde, como presidente de la comisión.

Con esto, el proceso no califica para que el trámite continúe, por segunda ocasión. El denunciante en los dos pedidos de remoción es Fernando Valdez, representante de la Unión Nacional de Taxis Ejecutivos del Ecuador.

La primera denuncia fue desestimada por la Comisión de Mesa por no haber contado con el reconocimiento de firma en la autoridad competente y la dirección para notificaciones dentro del tiempo establecido.

Esta comisión estuvo conformada por el alcalde de Quito, Jorge Yunda, la concejala Mónica Sandoval y los concejales Fernando Morales y Marco Collaguazo. Los cuatro votaron a favor de inadmitir este pedido.

Por otro lado, los dos pedidos en contra del alcalde Yunda se encuentran en proceso. Los denunciantes han entregado las pruebas sobre las causales que se denuncian y, por su parte, la defensa tendrá la posibilidad de presentar pruebas de descargo. (I)