Más de 30 trabajadores de la Empresa de Agua de Quito (Epmaps) trabajaron en la interconexión del baipás entre la quebrada Carihuayco y la planta Paluguillo, durante este martes 20 de abril. Para continuar con la segunda fase se suspenderá el servicio de agua en algunos barrios de Cumbayá, Nayón, Tumbaco y Centro Histórico a partir de las 17:00.

Se prevé que el suministro regrese con normalidad durante la mañana y tarde del viernes 23 de abril. Durante ese tiempo se realizará la interconexión desde la pileta de la estación recuperadora hacia la planta de tratamiento de agua potable Bellavista.

Estos trabajos forman parte de la segunda fase del proyecto Chalpi Grande Papallacta, que busca la ampliación de la planta de tratamiento Paluguillo para incrementar el caudal de 600 a 1.600 litros por segundo.

Según las autoridades, se trata del proyecto hídrico más importante de los últimos 25 años, pues proveerá de agua a Quito hasta el 2050.

El costo de este es de 18 millones de dólares, entregados por la Agencia Francesa de Desarrollo, como parte de un crédito de 70 millones de dólares otorgado a la Epmaps. Estos trabajos beneficiarán a más de 170.000 habitantes de la zona noroccidental de la ciudad.

La Epmaps recomendó que la ciudadanía se abastezca de agua y recordó que pondrá tanqueros a disposición de la comunidad. (I)