Jorge Yunda fue llamado a juicio el pasado 30 de abril y su abogado, Juan Pablo Albán, abandonó su defensa este miércoles 12 de mayo. Pese a esto, y a una crisis de estabilidad institucional en el Municipio, el alcalde se presentó en Cumbayá para rendir cuentas a la ciudadanía de los dos primeros años de su gestión.

El evento estuvo acompañado de acróbatas y danzantes en varios números y géneros musicales. En medio del show, Yunda participó en la siembra de un árbol de arrayán, propio de la zona. Según anunciaron, se trató del número 500.000 de un millón que se planea sembrar en la capital.

Inmediatamente se dio paso al discurso del alcalde, quien lo primero que hizo fue enfatizar en su desinterés en pertenecer a un partido político. Se refirió a la discriminación que existe en la ciudad y calificó estos hechos de “lamentables”.

De acuerdo con Jorge Yunda, en Quito se han efectuado 1.043 obras, “lo que significa más de una obra por día”. Esto, pese a la pandemia que mermó 200 millones de dólares al presupuesto municipal.

Publicidad

Refiriéndose al proceso penal, que enfrenta por presunto peculado en la compra de las pruebas para detectar COVID-19 en 2020, aseguró que se trata de un tema de sensibilidad en las pruebas y no de sobreprecio. “No se me acusa de coimas, de sobornos, de enriquecimiento, de haberme beneficiado yo o haber beneficiado a alguien con los sagrados recursos del pueblo de Quito”, añadió.

Yunda y trece personas más fueron procesadas por la compra de 100.000 pruebas para COVID-19 en 4,2 millones de dólares. Sin embargo, según estudios fueron encontradas con una baja sensibilidad.

Además, a los problemas del alcalde se suman los chats encontrados en el teléfono celular de su hijo Sebastián Yunda. Este pasó a una cadena de custodia y según las conclusiones, se hallaron conversaciones con funcionarios municipales, información de proyectos, cambio de autoridades y solicitudes de dinero.

https://www.eluniverso.com/noticias/ecuador/yunda-denuncia-falso-boleto-nota/

Entre las principales obras que destacó estaban las ejecutadas en el Plan Km a Km, donde asegura que 122 vías fueron intervenidas, es decir, 155 kilómetros. Aun así, esto representa el 1,8% de los, aproximadamente, 8.500 kilómetros que tiene la ciudad.

La obra más esperada, y la más grande, ha sido el Metro de Quito, con una inversión de 2.009 millones de dólares. De este proyecto, dos estaciones fueron entregadas y el avance de la obra se encuentra en el 99%. Se estima que para diciembre se realicen las primeras pruebas con pasajeros e indicó que de los trabajadores, el 95% son capitalinos.

La recién inaugurada central hidroeléctrica Chalpi Grande-Papallacta producirá la energía necesaria para el funcionamiento de los sistemas de transporte Trolebús y Ecovía. Y proveerá de agua a la ciudad hasta el año 2050, “es una visión futurista, pues no sé si estemos hasta ese año, pero ya tenemos agua”, dijo en su discurso.

Una arista que destacó fue el trabajo social en favor de las mujeres, niños, adolescentes, adultos mayores y personas en situación de calle. Entre estas obras mencionó la creación de la Casa del Hermano, la Casa de la Mujer (Wasi Warmi) y los programas para el bienestar animal.

La crisis institucional se refleja en al menos doce funcionarios que han renunciado, han sido despedidos o movidos a otras áreas de trabajo. Esto ocurrió tras la divulgación de los chats de Sebastián Yunda, en los que nombra a algunos de ellos, mientras que otros decidieron salir a causa de la crisis que atraviesa el cabildo. (I)