Ambato

El director del hospital municipal Nuestra Señora de la Merced de Ambato, Xavier Gallegos, consideró que parte de la ciudadanía ha bajado la guardia y se ha relajado en el cumplimiento de las medidas de bioseguridad anti-COVID-19, ya que en las últimas semanas ha observado aglomeración de personas en algunos lugares e incluso con mayor frecuencia el uso incorrecto de la mascarilla o la falta de este insumo.

Manifestó que, en ese sentido en la última semana, con corte al 19 de septiembre, la ocupación de las unidades de cuidados intensivos (UCI) en los hospitales General Docente Ambato (HGDA) y del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), principales sanatorios de la capital tungurahuense fue del 93,75 %.

Informó que en la sala UCI del hospital del IESS hay once camas para pacientes COVID, de las cuales diez están ocupadas.

Publicidad

También recordó que en los picos altos de la pandemia en el HGDA había 30 camas UCI para pacientes con COVID, pero que en la actualidad solo tiene 5 espacios, pero todos ocupados, aunque sin ninguna persona en lista de espera. En caso de un aumento de casos que requieran de estas unidades se añadirán camas, dijo.

Por otra parte, Gallegos informó que la ocupación de camas en hospitalización ha ido disminuyendo en las últimas semanas como parte del avance del proceso de vacunación porque en Tungurahua el 82 % de la población mayor de 16 años ha sido inoculada con las dos dosis. En los dos hospitales hay el 59,57 % de uso del total de espacios disponibles.

Recordó que en uno de los momentos más críticos de la pandemia, entre los meses de abril y mayo pasados, en el HGDA el Ministerio de Salud Pública ubicó 86 camas para hospitalización de pacientes COVID. Sin embargo, ahora los espacios tienen menos camas. En la actualidad solo dos de diez camas están libres.

En tanto, en el hospital del IESS de 37 camas asignadas para hospitalización 17 están libres, asimismo, entre los meses críticos se llegó a tener 92 espacios. Ante ello, indicó que la reducción es clara con relación a los meses en los que la pandemia golpeó con mayor fuerza a la población.

Para evitar escenarios similares a los vividos en meses anteriores, el funcionario reiteró el llamado a cumplir con las medidas para evitar más contagios porque la pandemia aún sigue registrando contagios.

Hasta el 19 de septiembre, Tungurahua sumaba 15.756 contagios, de los cuales Ambato concentraba 11.681 casos.

Publicidad

Otro caso estudiantil

El director del hospital municipal Nuestra Señora de la Merced confirmó que en esta semana se notificó del segundo caso de un estudiante contagiado, que es de una unidad educativa diferente al que dio positivo la semana anterior.

Los dos alumnos se contagiaron fuera de las instituciones escolares, el uno luego de un viaje al exterior y el otro habría sido en un grupo de amigos, señaló el representante del sanatorio.

Paulina Salazar, directora del distrito de Educación Ambato 1, confirmó del segundo caso de un estudiante que dio positivo para COVID, pero indicó que no asistía de manera presencial a la unidad educativa en los últimos días. Por esa razón no fue necesaria la suspensión de las actividades semipresenciales.

Añadió que de acuerdo con el informe de la unidad educativa el estudiante la última vez que asistió de manera física al plantel fue el 9 de septiembre y que luego las clases lo recibía desde la casa.

Salazar comentó también que los síntomas el estudiante lo habría tenido a partir del 16 de septiembre, pero que en todo caso en coordinación con Salud se ha hecho el seguimiento y que no hay ninguna otra persona de la unidad educativa que presente algún indicio de contagio. (I)