Loja

A inicios de mayo del año en curso, los moradores de Ciudad Victoria hicieron pública su preocupación porque más de un centenar de casas evidenciaba daños estructurales.

Desde entonces hasta la fecha, se contabilizan unos 150 inmuebles afectados. Los dueños siguen sin saber el origen de los daños en las casas, construidas en 2008, dentro de un proyecto municipal ejecutado por el alcalde actual de Loja, Jorge Bailón, en una de sus administraciones anteriores.

Desde el 19 de mayo, personal del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias (SNGRE) acudió al sitio a realizar estudios que permitan establecer, en forma técnica, el origen del problema por el cual las casas se están destruyendo.

Publicidad

No obstante, según los moradores, hasta la fecha no hay resultado de ese trabajo.

En este barrio habitan alrededor de 830 familias. Las casas fueron adquiridas en obra gris por montos de $ 22.000 dólares, pero han sido remodeladas con inversiones adicionales.

Los propietarios de las viviendas insisten en soluciones, porque las casas que ahora se destruyen son el fruto de trabajo y esfuerzo. En algunos casos, contaron, hay vecinos que ya han abandonado el barrio y otros se niegan a hacerlo porque no tienen a dónde ir.

Wilmer Leiva, presidente del barrio Ciudad Victoria, se refirió a los estudios del SNGRE. Indicó que siguen a la espera del informe final con sus respectivas conclusiones y recomendaciones, para que sea de utilidad tanto para moradores como para las autoridades.

LOJA. Grietas en vivienda de conjunto habitacional. Foto: Erdwin Cueva

Leiva mencionó que casi 20 familias tuvieron que evacuar sus casas y arrendar en otros lados.

Hay otra veintena de familias, agregó, que no sale porque ellos no tienen dónde ir y tampoco cuentan con recursos.

Publicidad

Pepe Jiménez, una de las personas que dejaron sus casas, sostuvo que, al no tener respuesta del cabildo lojano ni de la Empresa de Vivienda Municipal (Vivem), iniciarán acciones legales.

Por su parte, Hildo Ordóñez, gerente de Vivem, informó que en octubre tendrán los resultados de los estudios geológicos, geotécnicos e hidrogeológicos que el Municipio contrató y que ahora están en ejecución.

A más de ello, acotó, se harán los análisis necesarios, porque no hay un movimiento de masa aún definido, hay un alto grado de saturación para asentamientos diferenciales en la base de las viviendas, pero no se visibiliza una falla estructural.

El alcalde de Loja, Jorge Bailón Abad, mencionó que el Municipio no tiene recursos para indemnizar a ninguna familia, por lo que prevén realizar un drenaje perimetral. (I)