A partir de las 08:30, se llevará a cabo la sesión extraordinaria del Concejo Metropolitano de Quito para decidir sobre el pedido de remoción en contra del alcalde Jorge Yunda. El denunciante es Marcelo Hallo, representante del colectivo Quito Unido. Habrá una segunda sesión, a las 15:30, con la misma temática; en este caso la denunciante es Carolina Moreno en representación del Frente de Profesionales por la Dignidad de Quito.

El vicealcalde Santiago Guarderas convocó a estas reuniones de manera presencial en el Palacio Municipal, en el centro de Quito.

En primera instancia fueron tres las denuncias presentadas en contra de Yunda, dos fueron calificadas por la Comisión de Mesa y su informe final ya ha sido enviado a los concejales, denunciantes y denunciado para la resolución en el pleno del Concejo.

Esta Comisión de Mesa está conformada por Guarderas, las concejalas Mónica Sandoval, Analía Ledesma y el concejal Fernando Morales.

Publicidad

Orden del día

La convocatoria por parte del vicealcalde Guarderas en cada una de las sesiones previstas contiene un solo orden del día: conocimiento del informe de la Comisión de Mesa, presentación de los argumentos de cargo y descargo de las partes y resolución al respecto.

Es decir, se prevé que en las sesiones, al contar con el cuórum para instalarlas, se dé a conocer el informe de la Comisión de Mesa que analizó los pruebas de cargo por parte de los denunciantes y las pruebas de descargo por parte del alcalde denunciado. Después, los denunciantes contarán con 60 minutos para exponer sus argumentos. A continuación, la defensa, en este caso el alcalde o su abogado defensor, contarán con 60 minutos para presentar sus alegatos.

Finalizados estos tiempos, las dos partes contarán con 30 minutos de réplica para fundamentar sus posturas. Los concejales también podrán pronunciarse al respecto, después de ello, los 21 ediles votarán sobre el pedido de remoción.

Estos pedidos de remoción en contra del alcalde de Quito obedecen a la presión ciudadana por la crisis institucional que existe en el Municipio. Además, el llamado a juicio por presunto peculado en la adquisición de 100.000 pruebas para la detección de COVID-19 a Jorge Yunda y trece personas más se convirtió en el detonante para que ciudadanos y concejales pidan la salida de Yunda.

Por su parte, el alcalde dijo que no dará un paso al costado, ante varios pedidos de que resuelva su situación judicial de manera privada sin interferir en la administración municipal.

Informe de la Comisión de Mesa

Un total de nueve incumplimientos fueron aprobados por la Comisión de Mesa en los dos pedidos de remoción ingresados contra el alcalde.

Publicidad

Las pruebas entregadas por los colectivos coinciden en las causales para remoción establecidos en los literales c) y g) del artículo 333 del Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomía y Descentralización (Cootad), que dicen lo siguiente:

  • c) Incumplimiento legal y debidamente comprobado de las disposiciones contenidas en este Código, de las ordenanzas o de las resoluciones adoptadas por los órganos normativos de los gobiernos autónomos descentralizados, sin causa justificada.
  • g) Incumplir con las disposiciones establecidas en la legislación para garantizar el ejercicio del derecho a la participación ciudadana en la gestión del respectivo gobierno autónomo descentralizado.

Marcelo Hallo ingresó el pedido de remoción el pasado 20 de abril, en representación del colectivo Quito Unido. En el documento denunciaron 24 incumplimientos, sin embargo, tres fueron aprobados por la Comisión de Mesa. El documento con el informe final cuenta con 54 hojas. Por su parte, Carolina Moreno presentó la denuncia de remoción el 22 de abril en representación del Frente de Profesionales por la Dignidad de Quito. De las pruebas ingresadas, seis fueron debidamente comprobadas, según la Comisión de Mesa. El informe tiene 61 hojas.

Entre las pruebas que calificó dicha comisión están la falta de ratificación de las medidas de la resolución A 060 en la sesión del Concejo Metropolitano. Esta resolución firmada el 9 de septiembre de 2020 contiene medidas con respecto a la emergencia sanitaria de COVID-19. También se sostiene que Yunda no permitió que se realice la sesión convocada por el vicealcalde Santiago Guarderas en el primer pedido de remoción que fue ingresado por Quito Unido y que después fue retirado porque no se cumplió con los tiempos necesarios.

Tampoco puso en el orden del día de una sesión de Concejo la ejecución presupuestaria de los años 2019 y 2020. Esto, según el documento, atenta contra la participación ciudadana.

Además, los documentos sostienen que el alcalde no convocó a varias sesiones de Concejo Metropolitano (o no incluyó en el orden del día), entre estas, la presentación del proyecto del Corredor Labrador-Carapungo, presentación de la política anticorrupción en el plazo definido, entre otros. También repiten el incumplimiento de la ratificación de las medidas expresas en la resolución A 060 -también denunciado por Marcelo Hallo-.

También se denuncia a Yunda de no haber informado al finalizar los ejercicios fiscales 2019 y 2020 a la Asamblea del Distrito Metropolitano de Quito, sobre la ejecución presupuestaria anual de los ejercicios fiscales 2019 y 2020, el cumplimiento de sus metas, y sobre las prioridades de ejecución del siguiente año.

Varios colectivos llamaron a plantones en apoyo a los pedidos de remoción, también en respaldo al alcalde Jorge Yunda.

Por su parte el alcalde mencionó que él no realizó alguna convocatoria y solicitó que se abstengan de acudir a alguna reunión que genere aglomeraciones.

Para una posible remoción se necesitan 14 votos de los 21 ediles. Es decir, las dos terceras partes del cuerpo edilicio. (I)