Casi inmediatamente después que el presidente de la Corte Nacional de Justicia (CNJ), Iván Saquicela, anunció que ha iniciado el trámite de extradición del exmandatario Rafael Correa, como parte del caso Sobornos, integrantes del correísmo rechazaron la acción. Entre otras razones, indicaron que, el pasado 19 de abril, el Gobierno Federal de Bélgica concedió asilo político al líder de la Revolución Ciudadana (RC).

Uno de los primeros en dar a conocer el hecho fue Fausto Jarrín, exabogado de Correa en el caso Sobornos y actual asambleísta de la RC. Él en su cuenta de Twitter escribió: “La vergüenza a la que somete al Ecuador la ‘justicia’ nacional y las exigencias e intereses políticos no tiene fin (...). Con este reconocimiento lloverán las decisiones internacionales y los responsables de la persecución deberán responder”.

Bélgica concede asilo político a Rafael Correa, asegura abogado del exmandatario prófugo

Luego de su comentario, Jarrín incluyó un comunicado de la oficina de prensa del despacho de los abogados belgas Ius Cogens, en el que se decía que, el pasado 19 de abril, el Gobierno Federal de Bélgica concedió asilo político a Rafael Correa. Para el estudio jurídico, eso reconocía “la persecución política” en contra del exmandatario ecuatoriano.

En el comunicado se indica que, tras convertirse en el principal opositor del Gobierno de Lenín Moreno, Correa comenzó a recibir, al igual que sus coidearios, un brutal acoso judicial, cuyo punto culminante fue una espuria sentencia y suspensión de derechos políticos pocas horas antes de su inscripción como candidato para las elecciones del año 2021″.

Publicidad

Christophe Marchand, abogado coordinador de la defensa internacional de Rafael Correa, destacó “la importancia de esta medida, que supone un reconocimiento de la condición de perseguido político del exmandatario, a la vez que pone de manifiesto el lawfare cometido contra él y el resto de los representantes del correísmo”.

Rafael Correa, también usando la red social Twitter, calificó a Iván Saquicela como un “sinvergüenza que no se cansa de hacer el ridículo”, y agregó: Recuerden que él fue uno de los jueces del ‘influjo psíquico’, que me impidió ser candidato e hizo a Lasso presidente. Por eso le regalaron la presidencia de la Corte”.

La presidenta del movimiento Revolución Ciudadana, Marcela Aguiñaga, destacó el asilo político concedido a Rafael Correa, pues, para ella, de esa forma se estaría reconociendo la persecución política en su contra. “La ‘justicia’ ecuatoriana no se cansa de pasar vergüenza ante el mundo”, dijo.

De su parte, la CNJ señaló que, la tarde del jueves último, el presidente del organismo solicitó al Reino de Bélgica la extradición del expresidente Correa para que, una vez que esté en el país, cumpla la pena de privación de la libertad impuesta en su contra por su participación en calidad de autor mediato en el delito de cohecho.

Publicidad

Se aclaró que la solicitud de extradición se produce a raíz del pedido y la documentación presentada por la Sala Especializada de lo Penal de la CNJ, y una vez que la sentencia en contra del requerido ha sido confirmada en apelación y casación, y luego de que la Corte Constitucional no admitió la acción extraordinaria de protección que presentaron 16 de los 20 sentenciados.

Corte Nacional inicia el trámite de extradición contra Rafael Correa como parte de la sentencia en firme del caso Sobornos

Como parte del proceso, desde la Corte Nacional se informó que, una vez que se cumplan los formalismos de ley, se trasladará el expediente al Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana para que, conforme a sus atribuciones, realice las gestiones diplomáticas necesarias para efectivizar la disposición del presidente de la CNJ de extraditar a Rafael Correa.

Hasta el momento, la CNJ no ha emitido pronunciamiento alguno respecto al asilo político que habría otorgado al ex primer mandatario el Gobierno Federal de Bélgica. (I)