Pedernales, MANABÍ

Uno de los episodios que marcaron la historia de Ecuador fue el suscitado a las 18:58 del sábado 16 de abril de 2016. Un terremoto de 7,8 de magnitud, con epicentro en Pedernales, Manabí, sacudió el territorio nacional y afectó, principalmente, a dicha provincia y a Esmeraldas.

El desastre natural causó 670 víctimas mortales, según datos oficiales. Sin embargo, los manabitas cuentan más de 700, y millones de pérdidas en lo económico. El país entero se solidarizó y las donaciones llegaron desde varios puntos del Ecuador.

Publicidad

Seis años después del potente terremoto, en Pedernales hay familias que esperan un techo propio y títulos de propiedad

Ahora seis años después, las consecuencias del terremoto aún se perciben, pero las personas han buscado maneras de salir adelante y reconstruir esta y otras localidades manabitas afectadas. En Pedernales, en cada esquina hay alguien que perdió un pedazo de su vida aquel día, pero que, a su vez, se esforzó en todo este tiempo para recuperar su negocio, su fuente de ingresos, sin perder la esperanza.

Hay varias edificaciones que aún son muestras del terremoto, pero, a su vez, también hay nuevas construcciones que resurgen, calles arregladas, y negocios que se han reinaugurado con el propósito de recuperar sus años de trabajo.

El reloj marcaba las 18:58 del 16 de abril de 2016, de repente un movimiento telúrico y luego un silencio sepulcral. Se apagaron las luces, los perros ladraban, las alarmas de vehículos sonaban y el movimiento seguía, el pánico se apoderó de la gente. Los gritos y el sonido de objetos, casas y edificios que se escuchaban caer por todos lados se eternizaron en 58 segundos de angustia.

Publicidad

En Pedernales César Santana Zamora, de 34 años, recordó entre lágrimas: “Alcancé a rescatar a mi padre, mientras mi madre, esposa, mi hijo y un sobrino fallecieron en este fatídico día. El tiempo cura todo, los sentimientos cambian, los recuerdos perduran en nuestros corazones y en la mente toda la vida, pero bien es cierto el recordar duele, afecta. Más que la pérdidas económicas fue la pérdida de nuestros seres queridos, pero lo que se demuestra es la solidaridad, la unión y ayuda de los pedernalinos de salir adelante”.

El hombre sostuvo que aquel día del terremoto sintió sus sueños apagarse, pero que nunca pensó en salir de su tierra. “No nos vamos, aquí nos quedamos. Nunca salí de mi tierra, me mantuve y aquí estoy”, afirmó ahora con optimismo.

Publicidad

Este es uno de tantos testimonios de la afectación que dejó el desastre natural.

A las 09:00 de este sábado, seis años después del movimiento telúrico, el alcalde de Pedernales, Óscar Arcentales, y autoridades locales participarán de una ofrenda floral ante el monumento en honor a los caídos del 16A.

Vías, proyectos eléctricos, hospitales y hasta títulos de propiedad de casas faltan por entregar a seis años del terremoto en Manabí

Será en el sector del malecón I etapa. Y a las 18:00 se oficiará una misa campal en el parque Central.

En Jama se realizará la colocación de una ofrenda floral en el parque Central. En Bahía de Caráquez también habrá actividades. Mientras, a las 18:58 en Chone se recordará el episodio con el toque de campanas en la Catedral San Cayetano. (I)

Publicidad