El sospechoso de los tiroteos perpetrados en el estado de Maine, al noreste de Estados Unidos, que dejaron 18 muertos, fue encontrado muerto con una herida por un disparo autoinfligido, lo que pone punto final a una intensa búsqueda de más de dos días.

Respiro con alivio esta noche al saber que Robert Card ya no es una amenaza para nadie”, dijo en una conferencia de prensa la gobernadora Janet Mills, al referirse al hombre de 40 años, sospechoso de los letales tiroteos que dejaron 18 muertos.

Está muerto (...) La policía estatal de Maine ha localizado el cuerpo”, confirmó.

Publicidad

El comisionado de seguridad pública de Maine, Michael Sauschuck, confirmó que el cuerpo fue hallado a las 19H45 (11H45  GMT) cerca de un río en Lisbon Falls, una localidad situada a unos 15 kilómetros de Lewinston.

Sauschuck añadió que Card fue hallado muerto con una aparente herida por un disparo autoinfligido.

La cadena de noticias CNN dijo citando fuentes policiales que el cuerpo de Card fue hallado cerca de un centro de reciclaje, del que había sido despedido recientemente.

Publicidad

Card era señalado de perpetrar el tiroteo masivo más mortífero del año en la noche del miércoles.

La policía estadounidense había intensificado el viernes la búsqueda del autor de los asesinatos por todo el noreste del país.

Publicidad

Las autoridades identificaron el viernes a las víctimas, que van desde un matrimonio de unos 70 años hasta un niño de 14 que murió junto a su padre.

El viernes, la policía y el FBI se desplegaron en varios sitios, incluida la orilla de un río donde se encontró el automóvil del sospechoso, y planeaban explorar las profundidades con sonar y buzos.

Sauschuck había dicho más temprano en rueda de prensa que los negocios de la zona podían reabrir, y se había prohibido la caza en Lewiston y localidades cercanas. (I)