Apenas iniciaba la jornada y la fila ya era larga. Carolina Montesdeoca llegó a las 07:30 con su hijo de 6 años para ponerle la segunda dosis de la vacuna contra el coronavirus. Tuvieron que esperar más de una hora y media el jueves pasado para entrar a las instalaciones de la escuela municipal Calderón, en el norte de Quito. Al final, lo logró.

El ajetreo era intenso en ese vacunatorio. Los funcionarios públicos se esforzaban por atender rápido a los usuarios. El Gobierno se fijó como meta inmunizar al 85 % de la población vacunable (mayores de 5 años) hasta fin de año, es decir, casi 13,7 millones de personas, según los cálculos del Ministerio de Salud Pública (MSP).

Para lograr ese objetivo, unos 2,5 millones deberían alcanzar el esquema completo de vacunación en los próximos 33 días, unas 76.300 personas al día, de acuerdo con las cifras oficiales con corte al jueves pasado. Esta cifra contrasta con el ritmo de vacunación que lleva adelante el MSP. Unas 38.200 personas diarias en promedio completaron el esquema de vacunación, entre el 5 y el 25 de noviembre. De seguir a este paso, el objetivo del Gobierno se alcanzaría en febrero del siguiente año.

La epidemióloga Catalina Yépez afirma que cumplir la meta es muy importante, pues daría una buena protección a la población siempre que se siguan cumpliendo las medidas de bioseguridad. “Si llegamos al 85 % o 90 % al final de año y si mantenemos las medidas de bioseguridad y ventilación, podemos pasar unas fiestas tranquilas sin llegar a enero con el pronóstico de una nueva ola”, comenta.

Publicidad

Yépez recuerda el empuje que le dio la actual administración a la vacunación en los primeros meses de Gobierno. “A ese ritmo acelerado y en múltiples lugares simultáneamente, no solo alcanzaríamos el 85 % sino que también podríamos llegar al 90 %”.

La gerenta del Plan Nacional de Vacunación del MSP, Cristina Aldaz, es optimista con respecto al avance de la vacunación. “Esperamos vacunar al menos al 92 % de la población vacunable con primeras dosis y vamos a hacer todos los esfuerzos para completar las segundas dosis de esta población”, afirmó.

En su planificación está abierta la posibilidad de no lograr la meta fijada por el Gobierno. De no alcanzarla, manifestó Aldaz, se continuará con la campaña incluyendo el refuerzo dirigido a quienes ya han completado el esquema.

“Vamos a continuar protegiendo a los más vulnerables para cubrir al 100 % de la población que es nuestra meta fundamental. No por fechas sino como país para ganarle a la pandemia”, comentó.

Publicidad

De acuerdo con las cifras del MSP, el 100 % de la población más vulnerable, los adultos mayores, ya ha recibido el esquema completo de vacunación.

La mayoría de quienes no han alcanzado la inmunización son los niños de entre 5 a 11 años. La vacunación a este grupo se inició a mediados de octubre pasado. Hasta el jueves pasado 318.875 habían recibido el esquema completo, lo que representaba apenas el 13,6 % del total.

Carolina Montesdeoca llevó a vacunar a su hijo por las indicaciones de sus profesores. “De la escuela nos mandaron un comunicado para acercarnos hoy a vacunar a nuestros hijos. Nos enviaron también un formulario para autorizar la vacuna bajo nuestro consentimiento, el carné de vacunación de la primera dosis y la cédula”, contó.

Esta es solo una de las estrategias que aplica el MSP para ampliar el proceso. La ministra Ximena Garzón afirmó el miércoles pasado que también se han conformado brigadas móviles y barridos que, con la ayuda de las Fuerzas Armadas, llegan a lugares de difícil acceso. El objetivo es “ir de casa en casa viendo quién no se ha vacunado”, sostuvo.

Publicidad

El plan también incluye la georreferenciación, que sirve para determinar el nivel de vacunación que tiene cada parroquia y ubicar brotes. “Nuestros esfuerzos están dirigidos a aquellas parroquias y cantones donde hemos visto que hay pequeños brotes para vacunar a los ciudadanos que han estado en contacto con esos casos y no han recibido las vacunas”, explicó la ministra.

Alza de casos y pacientes

El MSP reportó 525.830 casos positivos de COVID-19 hasta el miércoles pasado. En los 30 días anteriores, se determinaron 10.171 casos nuevos. La cifra es más elevada que el mes previo, pues en octubre se registraron 7.156 casos.

La epidemióloga Catalina Yépez explicó que “estamos frente a un virus altamente transmisible que, eventualmente, puede generar casos con una clínica muy leve, es decir, no requerir hospitalización ni UCI y tener un mínimo riesgo de morir”.

Para la especialista, más importante que contar los casos es hacer seguimiento al número de fallecidos y de camas ocupadas por enfermos con coronavirus.

En las últimas semanas también ha habido un incremento de esos pacientes en las unidades de cuidados intensivos (UCI). El martes pasado, el MSP reportó 176 pacientes en ese tipo de camas, mientras que un mes antes la cifra llegó a 105. Actualmente, el 44 % de las UCI están ocupadas a nivel nacional. (I)