La lista de espera para una cama en Unidades Cuidados Intensivos (UCI) para tratar coronavirus era de 154 personas pese al aumento de alrededor de 30 espacios por parte del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) y hay disponibilidad únicamente en hospitales destinados para pacientes obstétricas y pacientes pediátricos.

La ocupación de camas de UCI era del 97%, en tanto que las camas destinadas a hospitalización era del 85%, considerando que hubo nuevas aperturas en varios hospitales de alrededor de 180 camas.

Así lo indica el informe epidemiológico de la secretaría de Salud del Municipio de Quito, fechado al 21 de abril.

De acuerdo con el decreto de estado de excepción al momento se registra el porcentaje más alto de ocupación registrado durante la emergencia sanitaria.

Publicidad

A partir del mes de enero se empieza a mostrar una tendencia de incremento en los porcentajes de ocupación de UCI. Durante las primeras semanas de abril de 2021, se registran los porcentajes de ocupación más altos llegando al 96% de ocupación de camas UCI siendo las provincias de Azuay, Guayas, Manabí y Pichincha las que tienen índices de ocupación más altos.

Además hay 15 provincias que registran indicadores superiores al 90% y 12 provincias al 100% de ocupación de UCI.

En promedio diario se registran 50 pacientes a la espera de ingreso a hospitalización COVID y 39 pacientes a la espera de camas UCI-COVID, explica una parte del documento, que fue expedido por el presidente Lenín Moreno, mediante el cual decretó un estado de excepción para 16 provincias.

Preocupación gremial

En tanto que el Colegio de Médicos de Pichincha advirtió que no hay camas hospitalarias, no hay camas de cuidados intensivos, no hay medicamentos.

Además que hay un incremento de casos en menores de edad y en el grupo poblacional de entre 20 a 49 años.

Estamos a la puerta y porque no decir ya empezando la fase 4 de la pandemia y ¿por qué decimos esto?, porque nos ha llamado la atención el aumento de casos que ha habido en una semana, 4.900 casos en la semana, con 702 quiteños que se infectan al día, un promedio de 29,55 la hora, versus los 18,52 la hora que teníamos la semana anterior

Víctor Álvarez, presidente del Colegio de Médicos de Pichincha

Por ello, Víctor Álvarez, presidente del Colegio de Médicos de Pichincha, pidió un confinamiento total y no focalizado. Argumentó que el virus no solo circula en las noches o en los fines de semanas.

Publicidad

El presidente Lenín Moreno dio paso a un nuevo estado de excepción que inicia este viernes 23 de abril

Mientras que los hospitales buscan los mecanismos para atender la pandemia en medio de su saturación.

Estrategias hospitalarias

El hospital de la Policía Nacional en Quito, por ejemplo, se declaró en emergencia con el objetivo de que se puedan realizar procesos de adquisición inmediata.

“Se nos han acabado (los) medicamentos, insumos y reactivos por la situación de la pandemia (...) son situaciones que se aplican en momento de crisis, de fuerza mayor...”, dijo el coronel Javier Buitrón, director del hospital, quien adujo que si no se lo hace la mortalidad puede ser alta.

La ocupación hospitalaria estaba al tope. Las 24 camas de terapia intensiva estaban llenas con una lista de espera de 8 personas y en hospitalización había 92 espacios llenos.

En el hospital San Francisco en el sector de Carcelén, en el norte de la urbe, hay un desborde en el límite de la atención.

Eddie Coral, director de Cuidados Intensivos, comentó que la sala de espera será transformada en una sala de observación con la colación de tomas de oxígeno para que los pacientes tengan mayor comodidad. Esto, porque, actualmente, se están atendiendo en silletas.

En el hospital Pablo Arturo Suárez, en el norte de la ciudad, hubo un recorrido para identificar áreas y expandir e incrementar camas de hospitalización y de cuidados intensivos.

Frances Fuenmayor, pediatra intensivista y directora médica asistencial del hospital Pediátrico Baca Ortiz, indicó que en junio y julio del 2020 hubo repunte de casos, que descendió en noviembre y diciembre y actualmente hay una meseta de atención, que va entre 200 y 300 pacientes al mes.

El porcentaje de ocupación de las unidades de COVID están entre el 85% al 100%.

El Baca Ortiz está en capacidad de ampliar su atención para coronavirus.

En tanto que, el hospital Carlos Andrade Marín (HCAM), que se ubica en el centro norte de la ciudad, indicó que ante el incremento de casos, la atención presencial es únicamente para pacientes más vulnerables en las especialidades de Oncología, Infectología, Hematología, Neonatología, Alto Riesgo Obstétrico, Neumología y Trasplantes.

La atención en consulta externa se puede hacer a través de telemedicina, indicó el HCAM en un comunicado.

Según el ministro de Salud, Camilo Salinas, se van a redistribuir unos 40 ventiladores para incrementar camas de cuidados intensivos en Quito y en Guayaquil. (I)