Portoviejo

Representantes de doce compañías oferentes e interesados en construir el nuevo Centro Comercial Autónomo de Portoviejo ya reconocieron el área donde se ejecutará esta obra, cuyo costo estimado bordea los 17 millones de dólares y se levantará con fondos de un crédito del Banco Europeo de Inversiones (BEI).

Este espacio será construido en predios de los que anteriormente fueron los establecimientos educativos Ángela Rosa Cevallos y Rafael María Mendoza (nombre del abuelo del actual presidente Guillermo Lasso Mendoza), ubicados en las calles Francisco Pacheco, entre Pedro Gual y 10 de Agosto, en pleno centro de Portoviejo.

El nuevo centro comercial acogerá a los comerciantes autónomos que dejaron sus puestos en zonas céntricas de Portoviejo tras el terremoto del 16 de abril de 2016. Tras ese sismo, el Municipio de este cantón los reubicó a una gran parte en la calle Alajuela, cerca de la Catedral, donde se construyeron cubículos.

Publicidad

Erwin Valdiviezo, vicealcalde de Portoviejo, confirmó que los recursos ya están garantizados por parte del BEI y la obra se encuentra en proceso de licitación.

“Los oferentes, que suman la docena, ya han entregado parte de la documentación, incluso uno de los requisitos, que es visitar el sitio o lugar donde se implantará la obra, ya fue ejecutado, de tal manera que en este segundo semestre de este año todos esos proyectos que habían sido anunciados para Portoviejo, como centro comercial número 1, la terminación del mercado, área de mariscos, y otros, serán tangibles”, aseguró Valdiviezo.

Unos 500 comerciantes serán ubicados tras la construcción del nuevo centro comercial.

Mientras tanto, el Municipio de Portoviejo también promueve la construcción de un segundo centro comercial para dar cabida a centenares de comerciantes que no podrán ubicarse en el primer establecimiento.

El segundo centro comercial estaría ubicado en el espacio donde se encuentra el coliseo Eloy Alfaro, en el centro de Portoviejo.

“Habrá que ver técnicamente qué más demandaría para ser el complemento de la parte comercial de Portoviejo, porque sin lugar a dudas nuestra intención hasta el año 2035 es ser una de las mejores regiones para vivir en Ecuador”, citó el vicealcalde.

Eduardo Martínez, comerciante de la calle Alajuela, indicó que están pendientes del avance del proyecto que procurará darles a centenares de comerciantes portovejenses un espacio con mayor comodidad para atender a sus clientes. (I)