La desobediencia ciudadana continúa en el área rural manabita. Pese a los llamados a quedarse en casa y la vigencia del estado de excepción, que incluye el toque de queda, una gallera que albergaba a 120 personas fue intervenida por autoridades, la noche de este jueves 8 de abril.

El sitio está situado en el sector La Tierra, cercano a El Aromo, dentro de la parroquia rural San Lorenzo en Manta,

Personal del Municipio de Manta con apoyo de la comisaría de Policía y agentes de esta entidad que laboran en esta ciudad ubicaron el lugar en donde detectaron que había aglomeración y en algunos casos sin mascarillas. Además se decomisaron diez cajas de licor.

Tras observar las inobservancias a lo dispuesto tanto por el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional como local, se clausuró el espacio.

En días pasados, durante el feriado de Semana Santa, en este cantón también se reflejó la desobediencia a las medidas sanitarias, por ello se retuvieron 18 vehículos por circular durante el toque de queda, al igual que se suspendieron 26 reuniones con aglomeraciones.

También se sancionó a tres tiendas por actividades fuera del horario permitido y se decomisaron 23 bebidas alcohólicas.

Actualmente, la situación sanitaria en Manabí preocupa a las autoridades por el incremento sostenido de casos de COVID-19 y la saturación de hospitales.

Hasta este 8 de abril, según datos oficiales del Ministerio de Salud Pública, la provincia de Manabí alcanza los 26.152 infectados del virus, en Manta se concentra el 13% de casos (3.531). (I)