Desde el martes 17 de mayo se cerrará por 60 días la Estación de Transferencia Marín Central, donde operan los buses articulados de la Ecovía y del Corredor Central Norte. Según datos del Municipio de Quito, alrededor de 9.000 personas utilizan diariamente esta estación.

La Empresa de Transporte de Pasajeros de Quito (EPMTPQ) informó que durante ese tiempo se realizarán trabajos de repotenciación y mejora operativa integral de las instalaciones.

La intervención es parte de las obras previstas para toda la infraestructura del Sistema Integrado de Transporte Municipal, explicó Danilo Rodríguez, gerente general de la Empresa de Pasajeros.

“Esta estación ha recibido mantenimientos correctivos periódicos, pero lo que ahora realizaremos es una intervención integral, con remplazo de los elementos para mayor seguridad de todos los usuarios. Daremos a los quiteños una obra que mejorará la movilidad y la imagen de este sector céntrico de la ciudad”, precisó Rodríguez.

Publicidad

Por su parte, Soledad Barnuevo, coordinadora del área de Infraestructura, señaló que se cambiarán los techos y pasamanos, y se colocarán pisos podotáctiles para facilitar la movilización de personas con discapacidad visual.

Mientras se ejecutan las obras, la Empresa de Pasajeros habilitará un circuito provisional para transportar usuarios desde la Estación de Transferencia hacia la Estación Playón de la Marín, donde podrán usar la Ecovía o el Corredor Central Norte.

Asimismo, la entidad explicó que el embarque en Marín Central está ubicado en el extremo norte de la estación. El circuito provisional será gratuito; sin embargo, los usuarios deberán cancelar la tarifa correspondiente cuando deseen embarcarse en las unidades de los otros circuitos que operan en Playón de la Marín. (I)